Fernanda Castillo regresa a su gran pasión tras un par de años difíciles pero maravillosos

·3  min de lectura

El primer gran amor de Fernanda Castillo (más allá de su prometido Erik Hayser y el pequeño hijo de ambos, Liam) no es ningún hombre: se trata del teatro. Y es al escenario teatral al que regresa tras una prolongada ausencia (su última obra fue 'Hermanas' en 2019) en 'Siete veces adiós' un musical —sí, un musical— escrito por Janette Chao (una de las más célebres mentoras que ha tenido el perenne reality show 'La Academia') y dirigido por el famoso YouTuber Alan Estrada, que ha buscado romper el molde del musical y no solo en el aspecto escénico, sino en la manera de hacer teatro en México, algo que la rubia actriz considera muy importante.

Fernanda Castillo con César Enriquez y Gustavo Egelhaaf en el estreno de 'Siete veces adiós' en Ciudad de México. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)
Fernanda Castillo con César Enriquez y Gustavo Egelhaaf en el estreno de 'Siete veces adiós' en Ciudad de México. (Photo by Adrián Monroy/Medios y Media/Getty Images)

Después de participar en la temporada final de 'Monarca' y tras dedicarse de tiempo completo a la maternidad —algo que en su momento fue muy delicado y puso en riesgo su vida—, Fernanda se entusiasmó con un proyecto que la hizo salir de su casa.

"Ya pasó una pandemia, un embarazo, un hijo. Ha pasado una vida casi desde que pisé un escenario por última vez", señaló la actriz, y eso la llevó a involucrarse en la creación de un personaje que resulta muy único en la amplia galería que ha interpretado en teleseries, telenovelas, cine y otros escenarios: una mujer que celebra la vida con una sensibilidad y una visión del mundo diferentes, una mujer que representa a muchas otras mujeres en el mundo en una misma situación; las diferentes estaciones del amor.

Sobre el escenario, la Castillo y su colega Gustavo Egelhaaf (que también tiene una aclamada trayectoria escénica) interpretan a “Ella” y “Él”, una pareja que representa a cualquier pareja, con el objeto de hablar sobre las altas y bajas de las relaciones amorosas en el siglo XXI y cuestionar el concepto del amor romántico perfecto que nos han alimentado las películas y series y novelas por siglos.

Por su parte, los diversos aspectos de la historia de la pareja son narrados por el personaje de "L'Amore", interpretado por el famoso actor de cabaret César Enríquez, que es una representación del amor total y que narra la historia para unir todos los universos que existen en la obra, que no es un musical al uso: los protagonistas no cantan ni hay un ensamble de actores (como en los tradicionales), sino que hay dos universos paralelos: el de los músicos y el de los actores, que entrelazados crean una historia.

La razón principal por la que aceptó estar en la obra, según Fernanda, además del concepto innovador, fue que le permitía poder volver a casa todas las noches para estar con Liam cuando despertara. "No acepté nada de trabajo que me apartara demasiado de casa, ni de mi bebé; pero también acepté esta obra porque creo que debo predicar con el ejemplo y enseñarle que cuando algo te llame el corazón, lo haga, para que aprenda a realizarse como ser humano y como persona porque al final eso es lo que nos da felicidad".

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver este contenido si te aparece no disponible debido a tus preferencias de privacidad

Fernanda había trabajado hace 15 años con Estrada y Chao en la primera versión de 'Hoy no me puedo levantar' y reunirse con ellos en esta puesta, la revitaliza y la hace feliz, ya que según señaló, es como volver a ser los jóvenes que eran en esa época, pero con más experiencia y listos para acumular más, mientras dure la temporada.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Susana Dosamantes rompe su silencio tras anunciar que padece cáncer

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.