Fernández y Xi amplían en 5.000 millones dólares el uso "swap" de Argentina

Nusa Dua (Indonesia), 15 nov (EFE).- El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo argentino, Alberto Fernández, acordaron este martes durante un encuentro en los márgenes de la cumbre del G20 en Bali la ampliación de la capacidad de uso del "swap" de divisas que Buenos Aires tiene con Pekín en 5.000 millones de dólares.

Así lo aseguró el mismo Fernández en una rueda de prensa en el hotel Meliá de Nusa Dua (Bali) tras su reunión hoy con Xi, que duró aproximadamente media hora.

"Es algo que era muy importante para nosotros", afirmó Fernández, quien destacó la "muy buena reunión" mantenida con el dirigente chino, a la que acudió tras haberse sentido indispuesto al comienzo de la jornada.

Los 5.000 millones de dólares se suman a los 18.500 millones de dólares que había ya disponibles para el swap o canje de monedas, una herramienta usada por muchos bancos centrales que permite a los países incrementar sus reservas sin costos, lo que era una de las prioridades de Argentina en el encuentro con el líder chino.

Durante el mismo, también hablaron sobre las posibilidades de reequilibrar la balanza comercial, en favor de China, el segundo socio comercial de Argentina, aplazando las conversaciones al respecto a 2023.

En ese sentido, el ministro de Finanzas, Sergio Massa, presente en el encuentro de Fernández con los medios, puntualizó la "importancia" de poder "importar maíz, aceite de girasol o harina".

Fernández se reincorporó a las reuniones del G20 tras retirarse de parte de las sesiones debido a una indisposición médica, un "bahído", según dijo el propio presidente a los medios, que le sorprendió mientras charlaba con el dirigente español, Pedro Sánchez, presente también en la cumbre.

Ya recuperado, tras serle diagnosticada "una gastritis erosiva con signos de sangrado", Fernández retomó sus compromisos, que mantendrá hasta el final de la cumbre el miércoles, cuando se reunirá con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva.

Argentina llegó a la cumbre del G20 con el objetivo de exponer tanto sus dificultades como los embates que sufren los vecinos de la región, algo de lo que Fernández viene advirtiendo en diversos foros en su calidad de presidente de turno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Fuentes diplomáticas hablaron de la posibilidad de que se celebre una reunión entre China y la CELAC sin fecha estimada.

Según la prensa oficial china, Xi subrayó durante el encuentro que China está "lista" para trabajar junto a Argentina en la construcción de un foro China-CELAC y en "profundizar" las relaciones de Pekín con la región con el objetivo de impulsar una nueva era caracterizada por la "igualdad, el beneficio mutuo y la innovación".

(c) Agencia EFE