Fernández reitera a Bolivia su pedido de disculpa por el envío de municiones

·2  min de lectura

Buenos Aires, 9 jul (EFE).- El presidente argentino, Alberto Fernández, reiteró este viernes su pedido de disculpas a Bolivia, cuyo Ejecutivo denunció este jueves que en 2019 el Gobierno de Jeanine Áñez recibió apoyo por parte de Argentina para la represión de las protestas en Bolivia.

"Déjenme pedirle disculpas al pueblo de Bolivia porque un gobierno argentino haya mandado armamento para parar la protesta de un pueblo que se levantaba contra un golpe militar", dijo Fernández en un acto por el Día de la Independencia argentina celebrado en la norteña provincia de Tucumán.

Fernández ya había enviado este jueves una carta al presidente boliviano, Luis Arce, en la que pidió "disculpas" por el supuesto apoyo del Gobierno argentino de Mauricio Macri (2015-2019) a la represión de las protestas que se dieron en Bolivia en 2019.

El Ejecutivo boliviano acusó este jueves al Gobierno de Macri de haber enviado en noviembre de 2019 a Bolivia "munición letal" para "reprimir" las protestas.

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, difundió en una rueda de prensa una carta del general Gonzalo Terceros, hasta entonces comandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), dirigida al entonces embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez.

En la nota, Terceros agradece a Álvarez por la colaboración prestada a la FAB "en el marco del apoyo internacional" bilateral y le detalla una serie de ítems de "material bélico de agentes químicos" que incluyen 40.000 cartuchos AT 12/70 que son balas de goma, además de una serie de gases lacrimógenos y granadas de gas.

La nota coincidió con la llegada a La Paz de un vuelo de la Fuerza Aérea argentina que transportaba efectivos de la Gendarmería argentina (policía de frontera) para custodiar la embajada argentina en La Paz, en la que se encontraban refugiados miembros del Gobierno de Evo Morales.

Los efectivos argentinos llegaron a La Paz el 13 de noviembre de 2019, un día después de que Áñez asumiera la Presidencia de Bolivia luego de que Evo Morales dejara el poder el 10 de noviembre denunciando ser víctima de un golpe de Estado.

En el acto de este viernes, Alberto Fernández, que mantiene estrechos lazos con Morales, recordó que el próximo 12 de julio se celebrará el Día de la Hermandad entre Bolivia y Argentina.

"Es casi irónico que tengamos que enfrentar el Día de la Hermandad de Bolivia y Argentina anoticiándonos de semejante locura", señaló el mandatario argentino en referencia al presunto envío del material antidisturbios.

"Mi modelo no está en los que mandan balas de goma en Bolivia", añadió Fernández tras criticar las políticas de la Administración de Macri.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.