Fernández pide que la Justicia brasileña mantenga la anulación de los juicios a Lula

Agencia EFE
·2  min de lectura

Buenos Aires, 11 abr (EFE).- El presidente argentino, Alberto Fernández, pidió este domingo a la Justicia brasileña que no dé marcha atrás con la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil de anular los juicios por los que se condenó al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

"Dar marcha atrás en la decisión tomada por el STF por presiones mediáticas y políticas significaría un retroceso institucional para Brasil", aseveró Fernández en su cuenta de Twitter, en la que dejó varios mensajes sobre ese tema.

El mandatario argentino guarda relación con Lula, a quien visitó en prisión el pasado julio, antes de que el brasileño saliera de la cárcel, en noviembre.

Para Fernández, retroceder en la decisión del STF proporcionaría "un daño incalculable" para el estado de derecho, "base de sustento de la democracia".

"La nulidad dictada por el ST dejó en todos nosotros, defensores del estado de derecho, la convicción de que el sistema judicial de nuestro querido Brasil había preservado la institucionalidad democrática", señaló el mandatario argentino.

Aquella decisión tuvo, según él, "singular relevancia porque dejó en evidencia el accionar de distintos factores de poder" que, desde los políticos y los medios de comunicación, "condicionaron la administración de Justicia para restarle a un ciudadano la posibilidad de competir electoralmente".

Fernández ha repudiado el llamado "lawfare" (guerra jurídica), al que considera que fueron sometidos Lula y otros colegas pertenecientes al progresismo latinoamericano, tendencia política en la que se encuadra su Gobierno en Argentina.

Su vicepresidenta, Cristina Fernández, afronta en la actualidad diversas causas por corrupción que la acusada considera que son obra de esa misma práctica de guerra jurídica, una persecución política que sufre por parte de los medios de comunicación y otros sectores.

"En estos días, vemos con preocupación que pretende reiniciarse la persecución a Lula utilizando las mismas malas prácticas que ya antes fueron usadas", agregó Fernández en Twitter.

Para él, el sistema judicial de Brasil dio "una bocanada de aire fresco para el respecto de la democracia en la región" al anular los juicios a Lula, y consideró que "la persecución que lo encarceló y condenó indebidamente representa una mácula que Brasil no merece y que el STF ha comenzado a limpiar".

La decisión de un magistrado de la Corte Suprema de Brasil de anular en marzo pasado todas las condenas por corrupción que habían sido dictadas contra Lula da Silva no solo obliga a la Justicia a reiniciar todos sus procesos, sino que habilita al expresidente a volver a disputar elecciones.

(c) Agencia EFE