Fernández y Lasso llaman a fortalecer la Celac por la unidad de América Latina

·4  min de lectura

Buenos Aires, 18 abr (EFE).- Los presidentes de Argentina y de Ecuador, Alberto Fernández y Guillermo Lasso, respectivamente, llamaron este lunes a fortalecer la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) como plataforma para lograr la unidad regional, tras mantener una reunión en la que el argentino propuso revisar las relaciones con Venezuela y no dejarla "sola".

"América Latina necesita despegar de una vez por todas. Estoy muy feliz de que el presidente nos esté acompañando, porque compartimos una mirada común sobre lo que América Latina necesita", manifestó el mandatario argentino, de perfil progresista, junto a su par ecuatoriano, de centroderecha, en una comparecencia de prensa tras reunirse en Buenos Aires.

UN "PROGRAMA DE FRATERNIDAD"

Fernández, que ostenta en 2022 la presidencia de la Celac, vio necesaria la "unidad plena" de la región en favor de un mayor bienestar de los pueblos, con compromisos con la lucha contra la pobreza, el fortalecimiento democrático, la Justicia "independiente" y la vigencia de los derechos humanos.

"Le propuse (a Lasso) que juntos, dos presidentes que no pensamos exactamente igual, podamos proponerle a toda América Latina y Caribe empezar hoy un programa de fraternidad que nos permita a todos volver a lograr los vínculos plenos que, por imperio de los tiempos que nos precedieron, se fueron rompiendo y quebrando y que necesitamos volver a recuperar", señaló el argentino.

Un guante que recogió el ecuatoriano: "Acojo el llamado del presidente Fernández a la unidad de América Latina y el Caribe escogiendo la Celac como plataforma multilateral para lograr esa unidad".

Lasso recordó que ya el año pasado planteó a la Celac adoptar "una visión" práctica por la que, si se quiere emular a la Unión Europea (UE), debería crearse "una gran zona de libre comercio" para poder negociar con otros lugares del mundo de una manera "más potente".

En este sentido, consultado acerca de si el Mercado Común del Sur, integrado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay, podría sumar a otras naciones, Fernández dijo que el Mercosur "es un mercado que funciona", aunque señaló que la eventual inclusión de otros miembros debería ser tratada entre los países que hoy lo integran.

CASO VENEZUELA

En su intervención, el argentino anunció que su país "quiere volver a recuperar su vínculo diplomático pleno" con Venezuela.

Ya en enero de 2020, al poco de llegar al poder, Fernández decidió desconocer a la diplomática enviada por el líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó, y que el anterior presidente, Mauricio Macri, (2015-2019) había reconocido como representante venezolana en Argentina.

"Es momento de ayudar a Venezuela a que, en diálogo, recupere plenamente su normal funcionamiento como país y como sociedad. No lo vamos a lograr si la dejamos sola, sin embajadores y sin nuestra atención", manifestó hoy Fernández, que señaló que esa nación "ha pasado un tiempo difícil", aclaró que muchos de sus problemas "se han ido disipando con el tiempo" y convocó a los países latinoamericanos a "revisar" sus lazos diplomáticos con ella.

Una invitación que el centroderechista Lasso dijo que su Ejecutivo va a "considerar" y "analizar".

"No estamos listos para tomar todavía una decisión, pero vemos con muy buenos ojos el llamado del presidente Fernández", sostuvo Lasso, quien ya antes de asumir la presidencia, en 2021, mostró su apoyo a Guaidó, autoproclamado presidente encargado de Venezuela en 2019.

En otro pasaje de su discurso, el ecuatoriano destacó que en su reunión con Fernández se habló de principios democráticos y de "lo importante" que es defenderlos: "aun cuando las consecuencias de esa defensa no nos sean convenientes", matizó.

SIN REFERENCIA A EXMINISTRA

Este encuentro se da el mismo día en que organizaciones de derechos humanos han solicitado a Argentina que conceda asilo político a María de los Ángeles Duarte, exministra del Gobierno de Rafael Correa (2007-2017).

Duarte, que se considera una perseguida política, lleva más de año y medio refugiada en la embajada argentina en Quito, con una condena pendiente de cumplimiento de ocho años de cárcel por cohecho, en el mismo caso de sobornos en el que también fue condenado Correa, expresidente opositor a Lasso con quien Fernández mantiene una buena relación y a quien invitó a su investidura en 2019.

Aunque en la comparecencia no se hizo referencia alguna al caso, Lasso remarcó el respeto que tiene a las decisiones del poder judicial. "Creo que son valores fundamentales de la democracia. Igualmente, en el respeto a los derechos humanos de todos, no solamente de un sector, sino de toda la sociedad", advirtió.

OPORTUNIDADES BILATERALES

En el acto, Lasso reiteró el apoyo de Ecuador al reclamo de soberanía de Argentina sobre las islas Malvinas e invitó a Fernández a visitar su país el 26 de julio, al cumplirse 200 años del encuentro en Guayaquil entre José de San Martín y Simón Bolívar.

Además, ambos presidentes rubricaron una declaración conjunta en la que destacaron el dinamismo del comercio bilateral en 2021 y las oportunidades existentes para su crecimiento y diversificación.

Acompañado de varios de sus ministros, Lasso llegó el domingo a Buenos Aires para desplegar una agenda que le llevará también a visitar la Secretaría del Tratado Antártico y encabezar una reunión con empresarios.

Lasso tiene previsto viajar mañana, martes, a Uruguay para verse también con su homólogo en ese país, Luis Lacalle Pou.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.