Fernández elogia a Merkel y el "rigor" alemán en el manejo de los conflictos

Agencia EFE

Buenos Aires, 19 may (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, elogió este martes a Angela Merkel al recordar cómo la canciller alemana le habló en febrero pasado sobre las "enormes" consecuencias que vislumbraba tendría la aparición del coronavirus, y destacó el "rigor" del pueblo alemán en "la racionalidad del manejo de los conflictos".

El mandatario, que llegó al poder en diciembre pasado tras vencer en las elecciones al anterior presidente, el conservador Mauricio Macri, disertó durante una visita realizada a la planta de la automotriz alemana Volkswagen en la provincia de Buenos Aires, que retoma su producción tras varias semanas cerrada por la cuarentena, con un cuidado protocolo para evitar los contagios de COVID-19.

"Si Volkswagen aplica el rigor alemán, seguramente cuidará mucho los protocolos", lanzó Fernández, quien visitó la fábrica junto a las autoridades de la empresa y el gobernador bonaerense, el también peronista Axel Kicillof.

"FUE LA ÚNICA QUE ME LO DIJO"

Al inicio de su intervención, el presidente argentino recordó el viaje que realizó a Europa en febrero pasado.

"Fuimos a Europa a reunirnos con lideres europeos, preocupados por un problema distinto a este, que era la deuda externa. Hablamos con todos los lideres a los que yo particularmente quiero y respeto mucho. Pero hubo una que cuando estábamos terminando la cena me dijo... '¿le podría robar diez minutos más? porque quiero hablarle de algo'", evocó Fernández.

"Tuvo la generosidad de robarme diez minutos más. Era Angela Merkel. En esos diez minutos, me habló del coronavirus. ¿qué mirada tenia yo del coronavirus? en ese momento se sabia poco", reconoció el argentino.

En esa conversación, Merkel puso en duda, según Fernández, que se estuviera diciendo "toda la verdad" sobre el virus: "pero lo que sí sé es que va a traer consecuencias en el mercado global enormes", le dijo a su par argentino, a quien también le comentó que el comercio mundial podría caer en 600.000 millones de dolares.

"Me dio una imagen muy tremenda, no estaba equivocada, y fue a única que me lo dijo, quiero decir la verdad, fue la única que me lo dijo", agregó, convencido del "rigor que tiene el pueblo alemán en la racionalidad del manejo de los conflictos".

CASI DOS MESES EN CUARENTENA

Argentina, con 8.371 personas con coronavirus, de las cuales 384 fallecieron y 2.872 fueron dadas ya de alta, cumplirá este miércoles dos meses en cuarentena, decretada por el Gobierno para frenar los contagios de COVID-19, que se extenderá al menos hasta el 24 de mayo.

Esta situación se da en un momento marcado por las diferentes visiones acerca de cuándo y de qué forma culminar con el aislamiento, en un país que arrastra dos años en recesión y está renegociando el pago de su deuda.

Fernández reiteró que la estrategia hasta ahora ha dado "buenos resultados": "y por eso tenemos que ir viendo cómo rehabilitamos el funcionamiento de la economía, pero debemos hacerlo con el cuidado que el presidente de Volkswagen dijo que quieren hacerlo", enfatizó.

En la planta de la automotriz alemana trabajan alrededor de 3.000 personas, aunque para preservar las normas de distanciamiento el número de personas que trabajaran juntas se reducirá a la mitad, con un estricto protocolo sanitario.

PRIVILEGIAR LA SALUD

En las últimas semanas, diferentes zonas del país en las que no hay contagios o están controlados fueron flexibilizando actividades y sectores comerciales, mientras que la ciudad de Buenos Aires y la provincia bonaerense mantienen una mayor rigidez al ser las más afectadas por el virus, pero también autorizando aperturas de comercios o, en el caso de la provincia, de industrias.

"La normalidad que conocimos no existe más. No va a haber otra normalidad, que nos obliga a no abrazarnos, a no estrechar las manos, a tener distancia y andar con barbijos (mascarillas) hasta que la vacuna aparezca y este mal momento se supere", comentó hoy el jefe de Estado.

Para él, no es verdad que quien "no fue severo con estos cuidados y dejó que la economía siga funcionando le haya ido mejor en la economía".

También recordó la crítica que lanzó hace unos días hacia la estrategia sueca.

"El otro día puse el ejemplo sueco no para abrir juicios. Si hay países cuyo funcionamiento admiro son los escandinavos, incluido Suecia. Solo quise decir que Suecia, que fue más flexible en cuarentena, tiene los mismos resultados económicos que aquellos países que hicieron la cuarentena, porque el problema no es nuestro, es del mundo y esto es lo que hay que entender", insistió.

En este sentido, Fernández subrayó que es "un problema global, y como la economía es global, se paraliza parte de la economía y no hay forma de sacarlo adelante".

"Ahora.. si vamos a tener todos ese resultado económico, ¿qué es lo que debemos privilegiar? La vida de la gente y la salud de la gente. Y es eso lo que hemos hecho y lo que vamos a seguir haciendo", enfatizó.

"No porque, como algún tonto repite, nos enamoramos de la cuarentena. Vamos a seguir haciendo eso porque está visto que es lo que debemos hacer. Porque a nosotros nos preocupa el cuidado de la gente tanto como la productividad y desarrollo de la economía argentina", concluyó.

(c) Agencia EFE