Alberto Fernández, en el G-20: criticó a Macri y el FMI, cuestionó la distribución de vacunas y citó al Papa Francisco

·2  min de lectura
El presidente Alberto Fernández durante el discurso ante el plenario del G20.
El presidente Alberto Fernández durante el discurso ante el plenario del G20.

ROMA.- El presidente Alberto Fernández aseguró hoy en la cumbre de líderes del G-20 que sesiona en Roma, Italia, que la crisis de deuda que afecta a la Argentina es responsabilidad tanto de su antecesor Mauricio Macri como del propio Fondo Monetario Internacional (FMI), al que acusó de haber facilitado “recursos para financiar la fuga de divisas en una economía desquiciada”.

“ No hay inocentes en esa historia . Son tan responsables los que se endeudaron sin atender las ruinosas consecuencias sobrevinientes, como los que dieron esos recursos para financiar la fuga de divisas en una economía desquiciada”, remarcó Fernández en una intervención de tres minutos ante el plenario de los líderes, que preside el anfitrión italiano Mario Draghi.

En esa línea, Fernández sostuvo: “La deuda externa que mi gobierno heredó con el Fondo Monetario Internacional y que hoy estamos afrontando es un claro ejemplo de lo que está mal : única en la historia por su monto y por sus condiciones de repago, aprobada para favorecer a un gobierno en la coyuntura, acaba condenando a generaciones que miran impávida el destino que le ha sido impuesto”.

De todos modos, el mandatario argentino advirtió: “Que nadie se confunda. No vengo a renegar del capitalismo . Vengo a alzar mi voz contra los que han sometido al capitalismo de la producción y el trabajo a la lógica de la especulación financiera. La ética social debe darle contenido a la economía. El G20 debe involucrarse en esa tarea sabiendo que tanta injusticia social rodea nuestras vidas”.

El discurso de Fernández fue escuchado por algunos de los máximos líderes mundiales, entre ellos Joe Biden (Estados Unidos), Angela Merkel (Alemania) y Emanuel Macron (Francia). También fue de la partida Jair Bolsonaro (Brasil), a quien Fernández saludó en la “foto de familia” de la cumbre, pese a que no mantienen una buena relación. Según pudo saber LA NACION, también hubo un saludo con el norteamericano Biden .

Fernández también se refirió a la distribución de las vacunas contra el Covid. “Casi el 80 % de las vacunas producidas se aplicaron en países de altos ingresos”, dijo y continuó: “En cambio, más del 60 % de la población de nuestra región aún no tiene completado su esquema de vacunación” . El jefe de Estado agregó: “La vacuna aún no es un bien global. Ese triste panorama se patentiza cuando vemos que se restringe la movilidad de las personas según haya sido la vacuna a la que pudieron tener acceso”.

Así, cuestionó las limitaciones que ejercen bloques como la Unión Europea y países del primer mundo al ingreso de ciudadanos argentinos vacunados, por caso, con la vacuna rusa Sputnik V.

“La globalización iba a convertir al mundo en una Gran Aldea, la casa común de la que habla el Papa Francisco. Nacía la esperanza de una comunidad integrada y una convivencia pacífica. Los resultados fueron otros. La codicia de los poderosos condenó al olvido a millones de aldeanos”, concluyó Fernández.

Enviado especial

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.