Fernández aboga por "solidaridad global" para superar el "capitalismo infeliz"

Agencia EFE
·3  min de lectura

Buenos Aires, 28 ene (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, abogó este jueves, al intervenir en el Foro Económico Mundial de Davos, por un "pacto solidario global" que permita superar el "capitalismo infeliz".

"El imperativo moral que se impone en esta hora es poner la prioridad en los últimos, en los descartados, en los invisibilizados, en los más vulnerables", sostuvo el mandatario argentino al participar virtualmente en el Foro de Davos.

Fernández, que lleva poco más de un año al frente del Ejecutivo argentino en medio de la emergencia sanitaria por la covid-19 y una severa crisis económica, señaló que "la fraternidad debe ser el nuevo nombre del desarrollo, la solidaridad y la paz social".

El mandatario argentino afirmó que la pandemia ha demostrado que "para lidiar con los grandes desafíos globales, debemos cooperar entre actores públicos y privados" y que la vacuna debe ser considerada un "bien público global".

"Ha llegado el momento de unir fuerzas para abordar los problemas endémicos que desde hace años arrastra nuestro mundo: deuda soberana insostenible, pobreza extrema, acceso al agua, igualdad de género, desastres naturales, cambio climático y también corrupción", señaló.

Tras afirmar que la economía "debe recuperar el sentido ético que ha perdido", hizo mención al libro "Capitalismo infeliz", del economista italiano Luigino Bruni.

"Ese título, 'Capitalismo infeliz', me parece una magnífica definición de lo que debemos dejar atrás. Ahora el pacto solidario global es la meta que tenemos por delante. Tenemos que superar la infelicidad opulenta de sociedades que descartan a los más débiles e idolatran la ganancia desenfrenada y deshumanizada de un modo amoral", sentenció.

RECUPERACIÓN ARGENTINA Y NEGOCIACIÓN CON FMI

Tras el hundimiento de la economía argentina en 2020, Fernández aseguró que la actividad se está recuperando, principalmente, la manufacturera.

"La opción no es la vida o la economía, sino la vida con más y mejor economía", dijo.

Por otra parte, recordó que, en plena pandemia, Argentina tuvo que lidiar "con otro virus no menos destructivo: el endeudamiento tóxico e irresponsable".

Tras destacar la reestructuración de la deuda con acreedores privados lograda en septiembre pasado, afirmó que el diálogo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que Argentina busca refinanciar préstamos por unos 45.000 millones de dólares, "está en marcha y ha sido hasta aquí muy constructivo", con "innumerables apoyos" de la comunidad internacional.

"La renegociación de las condiciones del acuerdo con el FMI incorporará nuevas perspectivas macroeconómicas y un entendimiento común de las necesidades específicas de la economía local", señaló.

Advirtió que en este ámbito "no hay más lugar para ajustes irresponsables e imposibles de cumplir".

MAYOR INVERSIÓN Y "VERDE"

Fernández aseguró que el "compromiso" de su Gobierno con "la inversión, la producción y el trabajo es absoluto".

Sostuvo que el sector privado es un "socio esencial", reconoció que para poder invertir hace falta financiación y previsibilidad y, en este sentido, aseguró estar comprometido en avanzar hacia "una recuperación sostenible y alineada con los objetivos climáticos" del Acuerdo de París.

"Estamos seguros de que el desarrollo del futuro será verde o no va a ser", afirmó.

INTEGRACIÓN DESDE EL MERCOSUR

Fernández dijo que como presidente pro témpore del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) en este semestre se compromete a impulsar una "agenda que promueva una integración más profunda e innovadora con el resto del América, con Europa y Asia".

"En Argentina lo tenemos claro. Hemos tomado plena conciencia de que al fin del día todos somos uno. La ética de la solidaridad nos convoca", señaló.

(c) Agencia EFE