¿Un fenómeno paranormal en el Sanatorio Finochietto? Qué dijeron los investigadores

La supuesta recepción del guardia del Sanatorio Finochietto
La supuesta recepción del guardia del Sanatorio Finochietto - Créditos: @Captura

De a miles se cuentan las historias paranormales que se transmiten de boca en boca a lo largo de los años. Sin embargo, en una época gobernada por cámaras de seguridad las 24 horas, en estas situaciones se pueden llegar a tener pruebas de situaciones fuera de lo común. Eso fue lo que le ocurrió a un empleado del Sanatorio Finochietto, quien recibió, supuestamente, a un paciente, pero las imágenes muestran otra cosa. En este contexto, investigadores del caso salieron a aclarar el malentendido.

Experiencia paranormal: el calvario de la familia que tuvo que mudarse porque su casa estaba “embrujada”

Este sábado a las tres de la mañana un guardia de seguridad privada del Sanatorio Finochietto se encontraba cumpliendo su horario laboral cuando de repente se abrieron las puertas automáticas y él se paró para recibir al visitante. Lo curioso es que en las cámaras de seguridad no se ve a nadie entrar y el empleado realiza su trabajo de rutina: abre la cinta plástica, le toma los datos e incluso ofrece una silla de ruedas para trasladar al supuesto paciente a la guardia.

Qué se dijo en un principio

“En un momento dado, esta persona llama a la guardia y le preguntan dónde estaba la paciente que no había entrado todavía”, señaló Antonio Laje en Buenos Días América (A24). “Los médicos que estaban en la guardia le dicen: ‘Mirá, acá no vino nadie’. Entonces, empiezan a revisar las cámaras de todo el edificio porque tenían miedo de que se haya metido una persona y se haya ido a otro lado”.

“Empiezan a revistar todas las cámaras, los ascensores que están al frente a la oficina de enfermería, nadie ve nada y llegan a este video. Ven a esta persona que recepciona a alguien y no hay nadie”, continuó el conductor ante la atenta mirada de sus panelistas. Pero lo más impresionante fue lo que relató luego.

“Entonces le preguntan al de seguridad quién era la persona. Les da un nombre y le responden que era imposible porque esa persona falleció el viernes a la mañana”, remató Laje antes de comenzar a debatir con su invitado y panelistas.

Por su parte, el periodista Mauro Szeta, abrió el abanico de posibilidades y escribió: “Creer o reventar: ¿broma, fantasma o un empleado pasado de laburo?”.

Junto al insólito video, el comunicador especializado en policiales manifestó: “El empleado de seguridad parece tomarle los datos a una presunta paciente, que nunca aparece. Investigan si es una broma interna”.

Quién era Baba Vanga, la vidente que predijo grandes catástrofes para 2021

“Una broma de mal gusto bien estructurada”

No obstante, fuentes a cargo de la investigación explicaron a LA NACIÓN qué fue lo que ocurrió: “La puerta de uno de los ingresos que está abierto fuera de las horas de atención es el ingreso a la guardia. Como estaba rota, durante las 10 horas de la noche se abrió sola 28 veces entre la noche del jueves y la madrugada del viernes”.

“La puerta se abre sola porque está rota. Entonces, a partir de ahí, se genera una historia”, resumieron, y agregaron: “No hay un registro de ingreso de ninguna persona a esa hora. Este señor emula estar escribiendo algo, pero cuando vas al registro no aparece nadie”.

Las fuentes coincidieron que, en principio, se trataría de una “broma de mal gusto” que habría sido “muy bien estructurada” y que generó esta “historia fantástica”. También explicaron que la persona que aparece en el video elevó un informe por escrito y, en él, aparecen inconsistencias. “De lo que estamos seguros, es que no se trata de ningún fenómeno paranormal”, reiteraron.