El “fenómeno Milei” agita el debate en Juntos por el Cambio

·8  min de lectura
Reunión de trabajo de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio.
Juntos Por el Cambio

Es un tema constante de conversación”, reconoce una fuente partidaria al tanto de la mesa chica de Juntos por el Cambio sobre el fenómeno Milei. La cúpula de la principal coalición opositora sigue de cerca al libertario, debate cuál es el verdadero grado de crecimiento del diputado que sigue cosechando buenos resultados en las encuestas y particularmente, “se mira que no sea perturbador de la unidad”. Mientras que algunos sectores insisten con la idea de sumarlo a una gran paso opositora -y trabajan para ello-, otros consideran que no es una discusión real la de incluir al diputado que se niega a sumarse.

Creo que Milei es el síntoma, no es la enfermedad ¿La enfermedad cuál es? Una interpelación a todos los que hacemos política porque la gente se siente decepcionada del sistema”, afirmó Vidal esta semana en TN. La diputada considera que Milei expresa “la disconformidad de los argentinos”. En el radicalismo y en la Coalición Cívica comparten esta idea y suman que este fenómeno no es exclusivo de Argentina, ha sucedido en otros lugares del mundo.

De hecho, esta semana Juan Manuel López, presidente del bloque de diputados de la CC, lo definió de la misma manera. “Es un síntoma de una sociedad cansada, frustrada, que busca otras voces y nosotros tenemos que hacernos cargo de eso, porque nosotros fuimos una frustración para la Argentina, lamentablemente, y lo que tenemos es una voluntad enorme de aprender de esa experiencia”, afirmó en LN+.

En esa misma línea, Maxi Ferraro, el presidente del partido de Elisa Carrió, admitió a LA NACION: “La política debe hacer su autocrítica. Son tiempos para ser muy austeros, tener empatía, llevar adelante un financiamiento transparente de la política, ser voz y escucha. Hoy la sociedad siente que no le resolvemos los problemas”.

Mientras que desde el sector libertario se jactan de marcar agenda y condicionar a la oposición e incluso dicen que “los copian”, son pocos quienes reconocen desde la coalición opositora que la aparición de Milei condicionó su discurso. Así lo leyeron cuando, luego de impulsar el Movimiento Antipiquetero, Horacio Rodríguez Larreta endureció su discurso durante el acampe en la 9 de Julio y pidió al Gobierno que les quiten los planes sociales a quienes cortan las calles.

.Un guiño más claro tuvo Vidal que utilizó hace pocos días una palabra del diccionario MIlei “La política se ha convertido en una casta con muchos privilegios y la gente nos ve así. Todos sabemos que hay que recortar”, dijo en el Congreso Nacional del grupo juvenil La Generación. Los liberales también lo marcaron durante la campaña cuando se adjudicaron haber establecido el debate sobre la suba de impuestos.

El kirchnerismo no descarta el juicio político a Rosatti si asume la presidencia del Consejo de la Magistratura

Desde el entorno Pro, sin embargo, lo desmienten y contestan: “Endurecimos nuestro discurso porque ameritaba el momento histórico que vive la Argentina, no por Milei”. La mayoría opta por reconocer el impacto del liberal pero remarcan que no son temas a los que se han subido ahora. “Hay algunas cuestiones de agenda que por su forma pudieron tener alguna potencia pero son cuestiones que veníamos hablando”, apunta uno de los jerarcas de la coalición opositora.

Tenemos que hacer nuestra parte, ser mucho más claros y honestos en el dialogo con la gente. No prometerle cosas que después no vas a cumplir. Cambiar el discurso no es tratar de parecernos. Ellos gritan, nosotros tenemos que ser muy firmes y más serios que nunca. Te obliga a complejizar el discurso, a ser más genuinos”, reconoce una de las espadas legislativas de Juntos por el Cambio.

Esta lectura explica porque en la coalición opositora son conscientes de que fotos como la de Larreta y Massa en la cena de conciencia o el encuentro privado de Diego Santilli y Segundo Cernadas con el intendente opositor de Tigre Julio Zamora, no colaboran a fortalecer su rol de oposición. “Le estas haciendo el juego a Milei y el discurso de la casta”, apuntó un dirigente.

Sergio Massa y Horacio Rodríguez Larreta en la cena de Conciencia
Gerardo Viercovich


Sergio Massa y Horacio Rodríguez Larreta en la cena de Conciencia (Gerardo Viercovich/)

El senador radical Alfredo Cornejo aporta otra mirada. “En materia de deliberación pública creo que ayuda a Juntos por el Cambio”, dijo a LA NACION y agregó: “No hay que estar alarmado ni pendientes de él y hay que resolverlo en 2023″.

Según explicaron desde su entorno, el exgobernador de Mendoza cree que las posiciones extremas del liberal no presionan a la coalición a ser más liberales sino que le permite mostrarse como una posición equilibrada. Esa visión le transmitió en su reunión de esta semana al expresidente Mauricio Macri.

Mauricio Macri y Alfredo Cornejo
Mauricio Macri y Alfredo Cornejo


Mauricio Macri y Alfredo Cornejo

Macri, por su parte, y como ha dicho públicamente, ve con buenos ojos el fenómeno Milei. Pendiente de cómo cuesta imponer en Argentina las ideas no populistas, el expresidente considera que el economista logró vigorizar ideas que el Pro ya tenia y toca algunas teclas novedosas que Juntos por el Cambio no está llevando a cabo por diferencias internas.

El expresidente es de los que aboga por buscar un mecanismo para lograr sumar al liberal en las próximas elecciones. En ese bando también se encuentra Patricia Bullrich. Pese a que advirtió que la posibilidad de sumarse a la principal coalición opositora “es cero”, Milei solo apunta contras “las palomas de Juntos por el Cargo” y siempre diferencia a “los halcones”. No descartó una posible alianza presidencial con la líder de Pro, con quien tiene dialogo, y dijo que a Macri lo recibiría “con los brazos abiertos”. Eso sí, la condición es que abandonen la alianza opositora.

De cara a 2023

Mientras los radicales insisten en que Milei es un límite -Morales lo planteó a solo un mes de las legislativas y esta dispuesto a convocar a una convención de la UCR para frenar una eventual incorporación-, desde el sector de “los halcones” recuerdan que Carrió había dicho, allá por el 2007, que Macri era un límite.

Dirigentes cercanos a la líder de Pro como su secretario Damián Arabia o los diputados Gerardo Milman y Waldo Wolff son algunos de los que trabajan tejiendo vínculos con el espacio liberal. Consideran que como desde otros sectores de la coalición no tienen diálogo con el diputado liberal, “terminan comprando el personaje mediático”. Además, plantean que al ser una expresión de un fenómeno social no tiene sentido alejarlo, tampoco entienden como pretenden llegar al “gobierno del 70%” que pregona Larreta sin la incorporación de los liberales.

Siempre trabajo para que estén todos adentro de un gran frente. Yo los quiero a todos adentro de un gran frente. Nuestras diferencias son mucho menores que las coincidencias y tenemos un frente común: el populismo que se eterniza en el poder. Tenemos que estar a la altura y yo creo que es lo que nos esta pidiendo la sociedad”, afirmó Wolff a este diario.

Patricia Bullrich y Javier Milei
Patricia Bullrich y Javier Milei


Patricia Bullrich y Javier Milei

Aunque reconocen que es un fenómeno innegable, algunas voces del radicalismo creen que puede llegar a ser pasajero: lo consideran una “expresión de voto bronca mas que una ideología determinada” y este tipo de voto “es efímero”, razón por la cual no tiene sentido deliberar su incorporación. “Hay que acostumbrarse a vivir con ese voto bronca. En Argentina, hay segunda vuelta y ese voto termina optando, no eligiendo y se inclina más a la oposición que al oficialismo”, apunta un dirigente del espacio.

Además, señalan que el liberal no solo le roba electorado a Juntos por el Cambio, como quedó demostrado por la amplitud de votos que consiguió en toda la ciudad de Buenos Aires, también impacta en la cosecha kirchnerista.

Es una discusión sin sentido porque ya ha dicho públicamente que él [Milei] no va a ser parte de Juntos por el Cambio y en mi mirada, Juntos por el Cambio tiene que sostener su unidad. Entonces si él para ser parte de esto quiere que Juntos por el Cambio se rompa, yo no estoy dispuesta a aceptar esa discusión”, dijo Vidal en ese sentido, quien consideró al diputado liberal como “populista de derecha”. En privado, también alerta que es un autoritario.

Mariano Cabral, el silencioso secretario de Cristina que toca cumbia y no le atiende el teléfono a Alberto

“No hay que tensionar Juntos por el Cambio. En todo caso que la tensión exista por una idea, o una posición, como pudo haber sucedido con el FMI”, agregó Ferraro a este medio. Morales fue más contundente y alertó en Radio Con Vos: “No haría una alianza política con Milei, porque mirá lo que pasa con este gobierno. Llegaron amontonados y mirá cómo está el FdT”.

Quienes abogan por construir hacia el centro, remarcan la importancia mantener la unidad de la principal coalición opositora. Desde ese sector también deslizan que sería difícil ofrecerle algo a Milei como para que finalmente acepte. Sin embargo, una fuente partidaria, advirtió: “Que va a condicionar el voto de la oposición, eso sin dudas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.