Feministas uruguayas: el derecho al aborto en Uruguay empujó la ley argentina

Agencia EFE
·3  min de lectura

Montevideo, 30 dic (EFE).- Organizaciones feministas de Uruguay celebraron este miércoles la reciente aprobación de la ley que legaliza el aborto en Argentina e hicieron un llamado a los países en los que no ha sido aprobado para que se desarrollen mayores campañas para su generalización.

Así lo destacó a Efe la representante de la Intersocial Feminista Andrea Tuana, quien además destacó que con la aprobación de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva en su país, en 2012, Uruguay está "a la cabeza" de este tema que representó un "gran empuje" para la aprobación en el vecino país.

"Creo que la lucha que se ha dado en nuestro país ha sido un puntal y ejemplo para varios países de la región. Estamos con una enorme emoción, porque fue una lucha muy importante, sobre todo del movimiento feminista argentino por una causa que es fundamental en los derechos humanos de las mujeres", expresó.

Agregó que lo ocurrido en Argentina representa "un empujón" hacia la concreción de los derechos de las mujeres de toda América Latina.

"Esto es una señal fuerte que Argentina haya logrado con ese enorme debate y esa infinidad de veces que se ha intentado. Esto muestra que no hay barreras imposibles de sortear y que por más difícil y duro que sea el panorama en algunos países de América Latina con este tema se puede lograr", afirmó.

Por su parte, la coordinadora de la agrupación Cotidiano Mujer, Lilian Celiberti, expresó a Efe su alegría por la aprobación de esta ley luego de nueve intentos en Argentina.

"La interrupción voluntaria del embarazo es una consagración política importantísima para los feminismos del sur, con todo lo que eso implica de libertad y esperanza", señaló.

Asimismo, remarcó que esta es una lucha que llevan adelante los movimientos feministas desde los años 80 en el que este tema ha sido "un punto en común".

"El aborto legal no obliga a nadie a hacerse un aborto a ninguna mujer. La prohibición del aborto obliga, cuestiona y condiciona la vida de las mujeres. Me parece que es una elección muy simple", afirmó.

Para Celiberti, este hecho "revitaliza la política feminista" que, a su juicio, trasciende lo político y lo desborda, llena de contenido y genera alianzas insospechadas.

El proyecto sancionado, que fue iniciativa del presidente argentino, Alberto Fernández -en el poder desde hace un año-, da la vuelta por completo a la legislación que rige desde 1921, cuando se aprobó el vigente Código Penal y por el que solo se puede acceder al aborto si corre peligro la vida de la madre o si el embarazo fue por una violación.

En Uruguay, antes de su aprobación en 2012 bajo el mandato del expresidente José Mujica (2010-2015), el proyecto fue vetado por su antecesor Tabaré Vázquez.

La ley uruguaya no legaliza técnicamente el aborto, sino que lo despenaliza antes de las doce semanas siempre que se sigan ciertos procedimientos regulados por el Estado.

Entre ellos, las pacientes deben pasar por una comisión formada por un ginecólogo, un psicólogo y un asistente social que le asesorarán sobre los riesgos de practicarse un aborto e incluso sobre la posibilidad de culminar su embarazo y dar al niño en adopción.

(c) Agencia EFE