Feministas bloquean puertas de la Secretaría de la Mujer en Edomex

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., abril 26 (EL UNIVERSAL).- Un grupo de feministas cerró las puertas de la Secretaría de la Mujer, al señalar que es un "elefante blanco", ante la violencia feminicida del Estado de México, entidad que registra el mayor número de mujeres muertas de todo el país y que tiene una doble alerta de género.

La titular de la Secretaría de la Mujer, María Isabel Sánchez Holguín salió a la calle a tratar de entablar un diálogo con las integrantes de los colectivos feministas, pero ellas rechazaron dialogar, bajo el lema de "¡Cállate y escucha!", para luego relatar la violencia desatada contra grupos de mujeres el pasado 8 de marzo.

Las feministas colocaron un cordón rojo en las puertas de la Secretaría de la Mujer e impidieron el ingreso o salida de la dependencia ubicada en avenida Morelos, en el Barrio la Merced en Toluca.

"Estamos aquí no para entablar un diálogo, ni para escuchar palabras huecas y memorizadas de la representante de esta institución. Más bien estamos aquí para que sean las y los servidores públicos quienes nos escuchen", señaló una de las activistas.

"Estamos aquí para señalar las múltiples violencias que niñas y mujeres mexiquenses sufren todos los días, a diferencia de los discursos e informes adornados que han repetido", señalaron las activistas, quienes indicaron que el Estado de México ocupa el primer lugar en el país en feminicidios y además tiene dos alertas por este delito y por desaparición.

El grupo de algunas decenas de mujeres, en su mayoría jóvenes vestidas de color negro, con la cabeza y el rostro cubiertos, se sentaron en la calle e iniciaron una protesta musical, frente a la secretaria de las Mujeres, María Isabel Sánchez Holgúin, quien también se sentó en el piso a escuchar sus canciones y mensajes.

La crisis sanitaria y económica "nos ha puesto en una mayor vulnerabilidad, nos siguen golpeando y matando", al tiempo que relataron la violencia de que fueron víctimas el pasado 8 de marzo, en que grupos de policías encapsularon a mujeres y familiares de víctimas de feminicidio.

En la agresión frente al palacio de Gobierno, señalaron las feministas, utilizaron gases que irritaban la piel, ojos y garganta al paso de los días, con lo que recordaron que las buenas intenciones no sirven.

Exigieron la atención inmediata de casos de feminicidios, en los que está pendiente la captura de los responsables; atención inmediata a mujeres que son víctimas de violencia, urge capacitación con perspectiva de género del personal que atiende denuncias de violencia.

Las víctimas de feminicidios, no son sólo un número, son mujeres y niñas que perdieron la vida, que eran estudiantes, madres, hermanas, hijas, nueras, quienes pertenecen a todas las clases sociales, indígenas, extranjeras, con capacidades diferentes, profesionistas o que no accedieron a educación, cuyos nombres recordaron, indicó una de las feministas.