Femicidio en Tucumán. Presentan dos pedidos de destitución contra el juez Pisa

Fabián López
·4  min de lectura

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN. El futuro de Francisco Pisa,el juez tucumano que en 2016 sobreseyó a Mauricio Parada Parejas, el hombre que el viernes pasado asesinó a puñaladas a la docente Paola Tacacho, quedó en manos de la Legislatura tucumana.

Este martes ingresaron por mesa de entrada del Parlamento provincial dos pedidos de juicio político en contra del magistrado, a quien acusaron de haberle dado la espalda a la víctima, que había presentado 13 denuncias por acoso y amenazas contra el femicida.

Continúa en estado crítico el hombre que mató a otro, hirió a policías e intentó suicidarse

Tal como habían anticipado durante la multitudinaria movilización realizada ayer para exigir justicia por la docente, uno de los planteos contra el juez Pisa fue presentado por la agrupación feminista Mumala (Mujeres de la Matria Latinoamericana). "Pedimos la destitución del juez Francisco Pisa, quien con sus argumentos y sin perspectiva de género, ni el conocimiento de las leyes que tenemos de protección que nos amparan, no tomó importancia ni magnitud sobre la problemática, dejando desprotegida a Paola Tacacho", expresaron desde la organización.

Como informó LA NACION, Tacacho, quien tenía 30 años y era oriunda de Salta, llegó a Tucumán en 2007 con la intención de estudiar y forjarse un futuro profesional. Se recibió de profesora de inglés. En 2015, cuando enseñaba en un instituto terciario de la capital tucumana, Tacacho conoció a un alumno, Mauricio Parada Parejas, quien desde entonces comenzó a hostigarla y amenazarla. El viernes a la noche, el femicida esperó que la docente salga de un gimnasio al que asistía y la asesinó en plena calle. Cuando se vio rodeado por un grupo de vecinos que había presenciado el ataque, Parada Parejas se quitó la vida clavándose en el pecho el mismo puñal que utilizó para cometer el crimen.

En 2016 el fiscal de instrucción penal, Diego López Ávila, había requerido que Parada Parejas vaya a juicio oral por violar la orden de restricción de acercamiento a la víctima. Como pruebas, el fiscal presentó testimonios de personas que vieron al femicida merodeando por el lugar donde trabajaba la víctima, en calle Monteagudo al 500. Sin embargo, el juez penal Francisco Pisa rechazó el planteo por considerar que las pruebas "no resultan suficientes para elevar la causa a juicio oral". En su polémico fallo, el magistrado dijo que correspondía hacer lugar al recurso de oposición presentado por la defensa del acusado "a fin de evitar un dispendio jurisdiccional innecesario" al Poder Judicial. Además, justificó su decisión de rechazar los testimonios de personas que vieron al femicida rondando el lugar de trabajo de Paola Tacacho con el argumento de que Parada Parejas residía "en calle Monteagudo 842 de esta ciudad, es decir a cuadras del domicilio que se consideró vulnerado por la víctima de autos".

El otro pedido de juicio político presentado contra el juez Pisa es promovido por el legislador provincial José María Canelada (UCR), quien tildó de "repudiable" la intervención del magistrado en la causa de Paola Tacacho y otras vinculadas a denuncias por violencia de género.

"Quizás estamos a tiempo de evitar otro femicidio, por la desidia de este juez que es una vergüenza para los tucumanos", sostuvo Canelada.

Según el parlamentario, Pisa "debió dictar sentencia de manera rápida, con perspectiva de género, contemplando que había una mujer que venía denunciando acoso y amenazas desde hacía años". Sin embargo, recordó que Pisa se tomó nueve meses para resolver un tema urgente y archivó la causa, sobreseyendo al acosador. "El final de todo este proceso mal llevado fue un femicidio", advirtió.

Canelada afirmó que Pisa no puede seguir integrando el Poder Judicial. "Es aterradora la idea de que este señor pueda ser el causante de otro femicidio en Tucumán, por eso es que también le he pedido la auditoría a la Corte. De Pisa no se puede esperar nada, es un juez que ha venido a garantizar la impunidad", arremetió el legislador tucumano.

Además, Canelada consideró que la Corte Suprema de Justicia de la Provincia debe tomar cartas en el asunto. "Le pedimos a la Corte que deje de tener una actitud absolutamente negligente frente a lo que pasa y que se ponga los pantalones largos porque lo que ha pasado es de una gravedad inusitada", añadió.

Junto con el planteo que presentó en la Legislatura, Canelada también envió una nota a la presidenta de la Corte local, Claudia Sbdar, para requerirle "una auditoría sobre el desempeño en todas las causas que involucren situaciones de violencia de género en las que haya intervenido el juez Francisco Pisa".