Femicidio de Florencia Romano: confirman que el cuerpo hallado es de la niña mendocina

LA NACION
·2  min de lectura
Florencia Romano tenía 14 años y había desaparecido el sábado pasado
Fuente: Archivo

MENDOZA.- Se confirmó la peor sospecha: el cuerpo hallado anoche en una acequia, envuelto en mantas, es el de Florencia Romano, la niña mendocina de 14 años que había desaparecido el sábado tras pasar la tarde en la casa de una pareja de adultos que conoció por las redes sociales.

Así lo confirmó en las últimas horas la Justicia provincial, a través del Cuerpo Médico Forense, luego del análisis que se realizó sobre el cadáver encontrado en las inmediaciones de un frigorífico en la comuna de Maipú, a tres kilómetros de la casa del matrimonio imputado: Pablo Ramón Arancibia (33) y Micaela Estefanía Méndez (27). Durante la madrugada, alrededor de las 2, el organismo oficial determinó que se trataba de Florencia, luego de un análisis del Laboratorio del Registro Provincial de Huellas Genéticas, que utilizó un aparato nuevo, en forma de robot, que obtiene perfiles de ADN en 90 minutos.

En tanto, aunque todavía no se conoce oficialmente la causa del deceso de la menor, fuentes de la causa indican que Florencia se resistió a un ataque sexual, por lo que fue degollada y luego quemada, para borrar rastros. De hecho, el imputado tiene rasguños en su cuerpo, lo que mostraría también que la víctima intentó defenderse. Asimismo, la concubina del hombre podría quedar desligada del caso, ya que no se habría encontrado en la vivienda al momento del asesinato.

Según indicaron desde la Fiscalía de Homicidios, el cuerpo de Florencia fue abandonado en el pequeño canal por un familiar de Arancibia, quien contó que el imputado lo engañó: le dijo que necesitaba deshacerse de un perro muerto en su domicilio.

Asimismo, se conoció que durante la tarde del sábado, minutos antes del crimen, una vecina llamó al 911 alertando de un episodio de violencia de género en la casa donde estaba Florencia, quien pedía auxilio a los gritos. Sin embargo, desde el Centro Estratégicos de Operaciones (CEO) del Ministerio de Seguridad, la operadora que atendió la comunicación, la desestimó, creyendo que se trataba de una broma.

De acuerdo con la investigación, la menor se contactó con Arancibia a través de Instagram, quien la tentó para juntarse en su casa, una práctica que el hombre realizaba asiduamente con menores de edad. Durante los operativos de búsqueda de Florencia y mientras se avanzaba con la pesquisa se conocieron chats que el imputado mantenía con diversas chicas, a quienes les ofrecía dinero y alcohol.

Por estas horas, se espera que la pareja sea traslada a la penitenciaría provincial, por lo que en los próximos días se dictará además la prisión preventiva, aunque la mujer podría quedar desligada del hecho. Asimismo, se espera la declaración del imputado, quien será sometido a juicio por jurado el año próximo.