Femicidio. Asesinó con disparos de escopeta a su exesposa y exsuegra

Leonel Alberto Rodríguez
·2  min de lectura
El agresor cometió los dos homicidios en diferentes viviendas
Fuente: Archivo

SANTIAGO DEL ESTERO.- Un doble femicidio conmueve a esta provincia. Un hombre asesinó con disparos de escopeta a su expareja y luego a la madre de esta, en dos ataques realizados en diferentes viviendas. El doble crimen por violencia de género se produjo en la localidad de Monte Quemado, al norte de la provincia, ciudad cabecera del Departamento Copo y a 337 kilómetros de la capital santiagueña.

Pocos minutos habían pasado del caluroso mediodía cuando Jorge Fecha se presentó en la casa de su expareja, ubicada en la avenida Las Heras, en el barrio El Porvenir de Monte Quemado, y sin mediar palabras apuntó la escopeta calibre 16, que llevaba escondida en una campera, y le disparó a la madre de sus hijos. Los perdigones ingresaron por la axila de la mujer identificada como Viviana Palmas, de 23 años. La joven ingresó sin vida al hospital de la zona.

Inmediatamente el femicida fue a la casa de su exsuegra, Felipa Correa, de 39 años, y también, sin emitir ninguna palabra, le disparó en el pecho. Correa ingresó con vida al centro médico del lugar, pero murió a los pocos minutos. Había perdido muchísima sangre y fue imposible para los médicos salvarle la vida.

Fecha fue detenido en el lugar del segundo femicidio y se le secuestró la escopeta con la que efectuó ambos disparos y la moto con la que se desplazó hasta allí. El fiscal de turno, Santiago Bridoux, interviene en la causa y ordenó la autopsia a los cuerpos de las madre e hija asesinadas. Vecinos y allegados a la familia afirmaron que la relación entre el femicida y Viviana Palmas era mala en los últimos meses y que eran recurrentes las discusiones públicas. El hombre y su víctima tenían dos hijos.

En su cuenta personal de Facebook, Jorge Vidal Fecha, muestra en sus publicaciones ser un seguidor y devoto de San La Muerte.

Los agentes de Criminalística y de la División Homicidios trabajaron en el lugar del hecho y tomaron testimonios a los numerosos testigos del doble femicidio.

Género. Salvaron la vida de una mujer, pero fueron acusados de matar al agresor

Desde los distintos colectivos feministas de la provincia mostraron su pesar ante los femicidios de Palmas y de su madre. En la agrupación Mujeres de la Matria Latinoamericana expresaron que "necesitamos políticas públicas destinadas a proteger la vida de las mujeres de manera urgente", al tiempo que exigieron la aplicación "efectiva de la ley 7032 en nuestra provincia". Por ultimo indicaron que "vivas nos queremos, estamos hartas de contar muertas".

La policía, por orden judicial, estableció una guardia en la casa del doble femicida ante la posibilidad de que familiares junto a amigos y vecinos de ambas víctimas intentasen agredir a los familiares de Fecha.