Felipe VI pide a los políticos tener comportamiento ejemplar

JOSEPH WILSON
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del martes 12 de noviembre de 2019, el rey Felipe VI de España saluda acompañado por la reina Letizia en la Plaza de la Revolución, en La Habana, Cuba. (AP Foto / Ramón Espinosa, archivo)

BARCELONA (AP) — El rey Felipe VI utilizó el jueves su tradicional discurso de Nochebuena para exhortar a los líderes de España a mostrar un comportamiento ejemplar, en medio de un escándalo financiero en torno a su padre que ha sacudido al país.

En un discurso televisado, el monarca dijo que los ciudadanos exigen principios éticos "que nos obligan a todos sin excepciones, y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares”.

Este mensaje fue interpretado ampliamente como una reprimenda a las presuntas irregularidades financieras que han opacado la reputación del rey emérito Juan Carlos I, que solía ser impoluta.

Juan Carlos sorprendió a España en agosto cuando se mudó a los Emiratos Árabes Unidos después de que se supo que fiscales españoles y suizos lo investigaban por posibles fechorías financieras.

Como exjefe de estado de España, Juan Carlos tiene inmunidad por cualquier ofensa que pudiera haber cometido durante su reinado de 1975 a 2014. De todas formas, el Tribunal Supremo español comenzó a investigarlo este año tras conocerse reportes de una investigación en Suiza por el pago de millones de euros en sobornos de parte del fallecido rey saudí Abdalá en 2008.

El exmonarca español también es objeto de otra pesquisa en torno al presunto uso que habrían hecho él, la exreina Sofía y otros miembros de la familia real de tarjetas de crédito vinculadas a cuentas extranjeras que no estaban a nombre de ellos.

Este mes, su abogado dijo que Juan Carlos le había pagado a las autoridades fiscales casi 680.000 euros (821.000 dólares) tras una declaración voluntaria de ingresos que no habían sido revelados previamente.

Juan Carlos no ha sido acusado de ningún delito, y sus abogados han dicho que regresaría a España de inmediato si se le requiere por razones legales.

Felipe, que ascendió al trono después de que su padre abdicó en 2014, ha intentado distanciarse de Juan Carlos. En marzo, el monarca español renunció a cualquier herencia que pudiera recibir de su padre. También le retiró su estipendio anual, que en 2018 fue de 194.232 euros (216.000 dólares).

A pesar de esas medidas, el escándalo ha alentado a algunos partidos izquierdistas a reanudar las exhortaciones para modificar la forma de gobierno de España de monarquía constitucional a republicana. Sin embargo, el Partido Socialista Obrero Español, al que pertenece el jefe de gobierno izquierdista Pedro Sánchez, está respaldando firmemente a Felipe, y la oposición conservadora también.

___

El periodista de la AP Ciaran Giles contribuyó en Madrid.