Felipe Solá será recibido en el Vaticano por el “canciller” del Papa

·4  min de lectura
Felipe Solá viajará desde Nueva York a Roma para una reunión de cancilleres del G-20
Felipe Solá viajará desde Nueva York a Roma para una reunión de cancilleres del G-20

ROMA.- A un mes y 13 días de haber estado en el Estado más pequeño del mundo, el canciller, Felipe Solá, volverá mañana a pisar el Vaticano, donde será recibido en audiencia por su par, el arzobispo británico, Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, considerado el “canciller” del Vaticano.

Solá tendrá su encuentro con Gallagher horas después de arribar a Roma en un un vuelo procedente de Nueva York, donde reivindicó la cuestión Malvinas ante el comité de descolonización de la ONU.

El Gobierno acota a 600 el cupo diario de personas que ingresan al país y reduce los vuelos del exterior

Solá será recibido por Gallagher a las 12 en el Palacio Apostólico, acompañado por la embajadora ante la Santa Sede, María Fernanda Silva y por su jefe de gabinete, Guillermo Chávez. Cuando el papa Francisco recibió al presidente Alberto Fernández el 13 de mayo pasado, en una audiencia marcada por cierta frialdad después de la herida que significó la aprobación de la ley de despenalización del aborto, Solá fue parte de la comitiva. Y participó de la reunión que también el primer mandatario tuvo más tarde con el secretario de Estado, el cardenal italiano Pietro Parolin y con su número dos, Gallagher. Entonces, según un comunicado de la Santa Sede, en el curso de las cordiales conversaciones con los superiores de la Secretaría de Estado, al margen de expresar satisfacción por las buenas relaciones bilaterales existentes, se habló de la situación de la Argentina, “con especial atención a las problemáticas como la gestión de la emergencia pandémica, la crisis económico-financiera y la lucha contra la pobreza, destacando, en ese contexto, la significativa contribución que la Iglesia católica ha ofrecido y sigue asegurando”. Además, se evocaron algunas “temáticas de carácter regional e internacional”.

Según pudo saber LA NACION, la audiencia con Gallagher fue pedida hace un par de semanas por el Gobierno. Y en el Vaticano, donde no se le niega audiencia a nadie, causó “sorpresa” el pedido, vista el poco tiempo que transcurrió desde la visita de Fernández y comitiva del 13 de mayo pasado. En esa ocasión, más allá de la frialdad que ostentó con el “body language” el Papa en las imágenes que trascendieron de un encuentro que duró poco –25 minutos, la mitad que el anterior-, nadie sacó el tema de la discordia, la legalización del aborto, sino que sobrevolaron ese argumento obviamente divisivo y apuntaron a cuestiones en las que es posible colaborar.

La agenda del encuentro estará en la misma línea y se espera que Solá “aggiorne” a Gallagher sobre todo lo que pasó en este mes y medio y de los avances en las negociaciones tanto con el Club de París como con el Fondo Monetario Internacional, cuya directora gerente, la economista búlgara Kristalina Georgieva es una ferviente católica y admiradora del papa Francisco.

Solá pidió la reunión con Gallagher aprovechando de su viaje a la península para participar de la reunión de cancilleres del G-20 –cuya presidencia detenta Italia- que se llavará a cabo la semana que viene en la ciudad de Matera (el martes) y de Brindisi (el miércoles). El ministro no pidió audiencia con el Pontífice, que es sabido que hubiera preferido obviar la visita de mayo pasado de Fernández, molesto por cómo se llegó a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en su país.

Cancilleres del G-2O

En el marco de la reunión de cancilleres del G-20, cuya presencia detenta Italia, el lunes el ministro se trasladará a la ciudad de Bari, donde mantendrá encuentros con su par de Indonesia, Retno Marsudi, y con la Comisaria de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea, Jutta Urpilainen, según indicó un comunicado de la cancillería. En esa localidad, las autoridades italianas realizarán la recepción a los ministros que acudirán a la reunión del G20 de Matera, en la región de Basilicata.

En la famosa ciudad “dei sassi” –por sus grutas de piedra caliza que sirvieron para ambientar famosas películas sobre Jesús de Pier Paolo Pasolini y Mel Gibson -, Solá mantendrá un encuentro bilateral en el Palazzo Lanfranchi con el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken y con su par de Alemania, Heiko Maas. También tendrá una serie de reuniones bilaterales con sus colegas de Turquía, Mevlüt Çavuşoğlu; y de Singapur, Vivian Balakrishnan; además del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, D. Josep Borrell Fontelles.

El miércoles 30, en la ciudad de Brindisi, será recibido por su par italiano, Luigi Di Maio, en el marco de un almuerzo oficial ofrecido a los jefes de delegación. Allí tiene previsto reunirse con su par de la India, Subrahmanyam Jaishankar. También participará en la cumbre ministerial de asistencia humanitaria, a realizarse en la Base de la UNHRD / ONU en el Aeropuerto Militar de Brindisi.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.