Felipe Melo: "No jugaría nunca en River: no soy gallina"

Inter, Juventus, Fiorentina, Galatasaray, Mallorca, Racing de Santander, Almería, Flamengo, Cruzeiro, Gremio y, su club actual, Palmeiras. Todas esas camisetas vistió Felipe Melo a lo largo de su extensa carrera. Sin embargo, se enamoró desde pequeño de Boca Juniors y hoy, a los 36 años, no tiene reparo alguno de expresarlo públicamente, al igual que su rechazo hacia el eterno rival, River.

"Ya nos vamos a enfrentar de nuevo con River"

 

"No jugaría nunca en River, no soy Gallina. Esto es por pasión, no solo por plata", señaló el experimentado mediocampista central, en declaraciones a TyC Sports, y continuó: "Si me llama cualquier club de San Pablo, tampoco iría, porque amo a Palmeiras. Igual ninguno me quiere y tampoco River".

En la misma línea, el brasileño contó que tiene una camiseta del Xeneize que le regaló su excompañero Fernando Tobio y explicó cómo nació ese amor por el equipo argentino: "Esto viene desde chico. Hace un tiempo hablé de esto y en Brasil recibí críticas. Me gusta Boca cuando veo el campeonato argentino, pero en la Libertadores soy de Palmeiras". 

También, hubo elogios para un exjugador y símbolo de Boca: Rolando Schiavi. "Cambié palabras en Twitter con él, que pegaba unas patadas increíbles. Me encantaba, porque vestía la camiseta con el alma. Esos son los jugadores que me gustan. Tienen carácter y hacen de todo para ganar", señaló.

Por último, respondió entre risas qué pasaría si lo llamara Juan Román Riquelme para sumarse al club de la Ribera. "No me llamó y no creo que me llame. Tengo que pensar en ganar la Libertadores con Palmeiras. Es un sueño".