El hombre que organizó un “baby shower” para su nuevo emprendimiento... y no es el único

·6  min de lectura
Sid Singh arregla globos con forma de símbolos de dólar durante el
Sid Singh arregla globos con forma de símbolos de dólar durante el "baby shower" para su compañía en una terraza en Brooklyn, el 24 de abril de 2021. (Brian Finke/The New York Times)

Hace poco, Sid Singh, de 36 años, bromeaba con un amigo que todas las personas a las que conocía parecía que estaban teniendo a su tercer hijo mientras él traía algo completamente diferente al mundo. Acababa de renunciar a su trabajo de consultoría para construir una compañía de asesoría financiera. Se le ocurrió que podría organizar un “baby shower” para su nuevo emprendimiento.

“Renunciar al trabajo y reiniciar la vida es un gran cambio para alguien con treinta y tantos años”, dijo Singh, que vive en Brooklyn. “Es probablemente una de las cosas más trascendentales que puedes hacer”.

En noviembre, mucho antes de que tuviera inversionistas, un presupuesto de relaciones públicas o una cartera de clientes para la compañía que bautizó como Ready.Steady.Money, Singh reunió a alrededor de treinta amigos en un restaurante italiano al aire libre en el área de Williamsburg de Brooklyn. Mientras disfrutaban de pizza y cerveza, les explicó su visión y les pidió su apoyo. El festejo fue tan exitoso que en abril realizó otro natalicio en una terraza en Williamsburg, con globos dorados con forma de símbolos de dólar y muchos brindis con botellas de vino rosado.

“Algunos de mis amigos dijeron cosas como ‘Envíame tu presentación’ o ‘Conozco a las personas idóneas para ello’”, dijo. “Además, alrededor de quince de mis amigos se inscribieron al programa”.

No es el único

En todo Estados Unidos, en especial en la ciudad de Nueva York, los emprendedores se están apropiando de la “fiesta prenatal”, una actividad antes reservada para los padres que esperaban un bebé, habitualmente las madres. La idea es que si construir un negocio es tan integral (¡y caro!) como tener un bebé, ¿por qué no desarrollar el mismo tipo de apoyo comunitario?

Algunos “‘showers’ de negocios” incluyen juegos, decoraciones y servicio de banquetes. Algunos fundadores incluso piden regalos y proporcionan vínculos a sitios web de la mesa de regalos del negocio, los cuales también se han vuelto populares. Los “‘showers’ de negocios” en general difieren de las fiestas de lanzamiento porque ocurren en las etapas más tempranas de una empresa emergente, en ocasiones cuando el negocio apenas se está gestando como una idea.

“Diría que la belleza de una fiesta prenatal para los negocios es que es como un nuevo concepto y puede ser lo que quieras hacer de él”, dijo Dulma Altan, fundadora de Makelane, una clase magistral para fundadoras. Ofrece un kit virtual gratuito llamado Startup Stork (cigüeña de empresas emergentes) para ayudar a las personas a planear estas “fiestas de pañales”. Más de 1300 han sido descargados desde 2021.

Sid Singh, en el centro, durante un "baby shower" para su compañía con amigos en una terraza en Brooklyn, el 24 de abril de 2021. (Brian Finke/The New York Times)
Sid Singh, en el centro, durante un "baby shower" para su compañía con amigos en una terraza en Brooklyn, el 24 de abril de 2021. (Brian Finke/The New York Times)

A algunos invitados no les encanta la idea de los “‘showers’ de negocios”. Sin embargo, parece que a los inversionistas sí les agradan. Contar con los medios para organizar una fiesta es una señal prometedora.

“Los inversionistas aprecian a alguien que ha hecho el esfuerzo de ser aguerrido y hacer lo que sea necesario para fundar tu compañía”, dijo Altan. “Muestra que eres ingenioso. Prueba que puedes convocar a personas alrededor de tu marca”.

“Espero que demuestre que tengo sentido del humor y que puedo pensar con un poco más de creatividad sobre ideas tradicionales de emprendimiento”, dijo Singh.

Las fundadoras, en particular, se sienten atraídas a la idea de un natalicio porque les ayuda a celebrar con formalidad algo que no es un hecho del ciclo de vida.

“Ya no vivimos en un mundo en el que los momentos más importantes, especialmente para una mujer, son casarse y tener un bebé”, dijo Altan. “Hace mucho tiempo debimos tener la conversación sobre cómo celebramos a las mujeres”.

"Solo negocios, bebé"

En efecto, Caitlin Kelly, de 36 años, que vive en la ciudad de Nueva York, desarrollaba su nuevo negocio, Vivid + Co, una compañía que usa tecnología para ayudar a negocios a involucrarse de manera más efectiva con los medios, cuando descubrió que estaba embarazada.

“Recuerdo cuando comencé a decirle a la gente que estaba embarazada, nunca había sido felicitada de esa manera por nada en mi vida”, dijo. “Sé que las personas lo hacían con amor y emoción, pero, para mí, lanzar el negocio fue así de importante”.

Como no quería que ella dejara de celebrar un nuevo emprendimiento por otro, su mentor sugirió que combinara un “baby shower” con una fiesta para su negocio. Kelly hizo que las invitaciones dijeran: “Son solo negocios, bebé”.

“No quiero que nadie en mi compañía sienta que mi bebé es una parte independiente de mi vida que no quiero compartir con ellos”, dijo Kelly. “La gente entiende que la vida es compleja. Todos tenemos muchas cosas que atender”.

Para otros fundadores, tener una fiesta de nacimiento es una oportunidad muy necesaria para solicitar regalos.

Thkisha Sanogo, de 41 años, recuerda lo útil que fue recibir regalos antes del nacimiento de sus tres hijos, que ahora tienen 9, 11 y 13 años. “Tienes tantas decisiones que debes tomar y cosas que tienes que comprar, es abrumador”, dijo. “Sin embargo, si sabes que tus familiares y amigos están ahí para apoyarte, es más sencillo”.

Así que en 2019, cuando lanzó MyTAASK, una compañía de software de administración de oficina, organizó un “baby shower” espectacular en un espacio de cotrabajo. Hubo gumbo casero, juegos que incluyeron “Adivina el eslogan de mi compañía” y expertos “de honor” que ayudaron a decorar el cuarto con los colores de la compañía.

También hubo una mesa de regalos.

Sanogo, que vive en la ciudad de Nueva York, usó Business Gift Registry, un sitio web fundado en 2019, para registrar artículos que necesitaba para su empresa emergente. Recibió suscripciones para Calendly, software para programar eventos y tarjetas de regalo para Staples. Otros pagaron las cuotas de inscripción de conferencias a las que ella espera asistir, como Atlanta Black Tech Week, o contribuyeron con el costo de los boletos de avión para las reuniones. “Recibí regalos con un valor cercano a los 10.000 dólares”, dijo.

También obtuvo 5000 dólares en regalos en efectivo. “Conseguí otros 5000 dólares al ir de nuevo con inversionistas y decirles: ‘Ya recolecté esta cantidad de dinero. ¿Te gustaría apoyarnos?”.

Business Gift Registry ha tenido un crecimiento del 25 por ciento durante el segundo trimestre del año, dijo Zuley Clarke, su fundadora, quien también vive en la ciudad de Nueva York. “Es difícil para los fundadores pedir ayuda a las personas, pero veo más personas dispuestas a hacerlo”, señaló.

No todos celebran

Los fundadores que dan este salto han enfrentado algo de oposición.

“Algunas personas no entendieron por qué tenía una mesa de regalos para mi negocio”, explicó Sanogo. “Algunas personas la vieron como una limosna. Creyeron que debería ser dura y asumir la carga yo misma”.

“A esas personas, les dije: ‘Agradecería que mantuvieras la mente abierta’”, agregó. “Pero tengo que decir que tuve una recepción mucho más cálida que negativa”.

© 2021 The New York Times Company

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) 11 ideas de emprendimiento que funcionan en 2021

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.