Federer desea un último partido de dobles con Nadal y no convertirse en un 'fantasma'

·1  min de lectura

Roger Federer anunció el miércoles que su último partido profesional será un encuentro de dobles en la Laver Cup en Londres y querría jugarlo junto a Rafa Nadal, antes de una retirada tras la cual prometió no convertirse en un "fantasma".

El suizo de 41 años anunció la semana pasada que deja la competición, incapaz de recuperar el nivel tras varias operaciones de rodilla.

Cuando una leyenda se retira tras más de dos décadas de carrera, con 20 títulos de Grand Slam, cada evento es el último: último partido, última rueda de prensa.

Federer compareció ante los periodistas en Londres antes de la Laver Cup, que del viernes al domingo enfrentará a un equipo europeo formado por él, Nadal, Djokovic, Tsitsipas, Ruud y Murray, contra otro del resto del mundo, integrado por Schwartzman, De Miñaur, Auger-Aliassime, Fritz, Tiafoe y Sock.

Impecablemente vestido con traje azul marino y zapatillas deportivas. La chaqueta remangada hasta los codos y un polo blanco que resaltaba su bronceado. Tan sereno y pausado como siempre, pero con una mezcla de tristeza y alivio en la voz y una mirada cargada de emoción.

Recordó sus primeros años como junior, a partir de 1993. "Nunca hubiéramos pensado que iba a estar aquí sentado a los 41 años dando mi última rueda de prensa, recordando todos los momentos y partidos que he jugado", afirmó.

No pudo enumerar los mejores momentos, a menudo después de los partidos, compartiendo impresiones con su equipo. Y los encuentros con los fans.

Y afirmó haber aceptado la difícil retirada: "La parte más dura (...) es cuando te das cuenta de que es el final". "No estoy satisfecho, pero si contento con la decisión, porque es la correcta y la he pensado mucho".

¿Tándem con Nadal?

#photo2


Leer más sobre RFI