Fede Navarro: "Chicago es mi trampolín, 'Masche' y Guiñazú me enseñan camino"

Chicago (EE.UU.), 19 mar (EFE).- Creció viendo jugar a Javier Mascherano y se formó en Talleres Córdoba al lado de un líder nato como Pablo Guiñazú. El argentino Federico Navarro, centrocampista de 22 años, tiene claro que no podía "haber tomado" mejor decisión que fichar por el Chicago Fire de la MLS, donde cuenta con un club ambicioso que representa un trampolín hacia sus dos sueños: llegar a la selección absoluta argentina y jugar en el fútbol italiano.

Considerado como una de las joyas de Talleres Córdoba y uno de los jóvenes centrocampistas de más interesante potencial en el fútbol argentino, Fede Navarro atendió a EFE en la ciudad deportiva del Chicago Fire, tras la sesión de entrenamiento de su equipo, y repasó su paso por las categorías inferiores de la selección argentina, su relación con el "gran amigo" Guiñazú, sin esconder su ambición de dar el salto al fútbol europeo y a la Albiceleste de Lionel Scaloni.

EL EJEMPLO DE GUIÑAZÚ Y MASCHERANO

"El Cholo Guiñazú es un referente muy grande, un ídolo, me ayudó muchísimo. Tuve mi primer paso en primera y lo tuve como compañero. Él fue parte de mi gran impulso y desarrollo que pude tener en Talleres y ahora somos grandes amigos así que estoy muy agradecido con eso", asegura Navarro.

"Siempre me deseó cosas buenas, siempre me da consejos tanto en lo futbolístico como en lo profesional y está ahí para uno siempre, así que por eso es un gran amigo. Me inspiro en él y siempre lo voy a tener como referente, de eso no hay dudas", agrega.

Desde muy joven tenía muy claro que el centro del campo era la posición en la que sería más decisivo y, al ver los grandes partidos del fútbol europeo, no tardó en fijarse en Mascherano.

"En mi estilo siempre me apoyé en Javi Mascherano, más claro que el estilo de Javier y el Cholo no puedo tener y he tratado de sacar siempre lo mejor de ellos. Además, me gustan mucho Rodrigo De Paul, Leo Paredes, Guido Rodríguez, son jugadores que están a nivel top y el colombiano Wilmar Barrios, ese también es bueno", dijo.

CHICAGO, SU ESCUELA DE FÚTBOL

Tras llegar a jugar en Primera con Talleres, Navarro aceptó la propuesta del Chicago Fire en 2021, un club ambicioso, que practica un fútbol organizado, con mucha atención en la defensa, y que empezó la temporada con cinco puntos en tres partidos y cero goles en contra.

"No pude haber tomado mejor decisión que esta. Hay quienes dicen que esta Liga no te permite crecer, yo veo totalmente lo contrario, creo que esta liga cada vez está haciendo más fuerte y va a pelear para ser una de las mejores", asegura.

"Me pude acoplar muchísimo, estoy comodísimo en todos los aspectos tanto yo como mi señora. El club te acoge bien, te hace mejorar en muchas cosas. También me toca aprender el idioma de acá, estoy peleando con eso todos los días (ríe), pero creo que mi próximo objetivo va a ser poder hablar en inglés. Futbolísticamente, ni hablar, acá te potencias mucho, hay mucha calidad y mucho talento", prosigue el centrocampista.

LA SELECCIÓN, SUEÑO Y OBJETIVO

A sus 22 años, Navarro ya vistió la camiseta de las selecciones inferiores argentinas y está decidido a trabajar para llegar a la absoluta.

"Cada jugador argentino lo que más quiere es jugar en la selección así que ¿quién dice que no, que en un futuro pueda llegar allí? Pero todavía toca muchísimo por trabajar y por hacer acá en Chicago, así que mi cabeza está acá", afirma a Efe.

De conseguir su sueño, se reencontraría con Lionel Scaloni, quien ya fue su entrenador en la selección argentina Sub-20.

"Es un tipo excelente, un gran entrenador, que trabaja demasiado. La selección está como está por su labor, por el trabajo que está haciendo con su cuerpo técnico", destaca.

LA SERIE A ITALIANA, SU HÁBITAT NATURAL

Pero a nivel de clubes la liga que más le llama la atención es la Serie A italiana, una liga en la que grandes jugadores argentinos fueron y son protagonistas. De Ómar Sivori a Gabriel Batistuta, de Esteban Cambiasso a Javier Zanetti y Diego Milito, hasta llegar a Paulo Dybala y a Lautaro Martínez.

"Veo casi todas las ligas, me gusta mucho ver fútbol. Me gusta mucho la liga italiana, me gustaría poder jugar allí, me gusta muchísimo", afirma, sin olvidar que su ídolo Guiñazú pasó por el Perugia.

"Es un juego parecido a mis características. Cuando la veo digo, por allí puedo jugar. Siento eso y quiero experimentar", reconoce.

Andrea Montolivo

(c) Agencia EFE