Fed observa mayor escasez, desde enfermeras hasta chips

Brendan Murray
·3  min de lectura

(Bloomberg) -- La Reserva Federal está observando una mayor escasez en la economía de Estados Unidos, de una manera que, si persiste, podría interpretarse como una señal de alerta temprana de la inflación.

En el informe del Libro Beige de la Fed publicado el miércoles, el banco central menciona la palabra “escasez” 31 veces, la mayor cantidad de veces desde hace al menos una década. Corresponde a un aumento frente al informe del 19 de enero y a más del triple del número promedio de citas en los ocho informes emitidos desde la primera referencia al coronavirus en el estudio de marzo de 2020.

La idea de la escasez despertó el temor en la mente de los consumidores estadounidenses cuando la pandemia golpeó por primera vez a la economía, lo que provocó compras masivas inducidas por el pánico de elementos esenciales para los confinamientos, desde piscinas y bicicletas hasta papel higiénico y desinfectantes. Un año después, las menciones de la Fed son más frecuentes, pero más tranquilas en términos económicos.

Su último informe regional está salpicado de menciones de dificultades en las cadenas de suministro globales de equipos tecnológicos. Hay nueve referencias a la escasez de semiconductores, los chips de memoria fabricados principalmente en Asia que se utilizan para todo, desde automóviles hasta electrodomésticos. En el informe de enero no hubo referencias a dicha escasez.

La economía estadounidense ha enfrentado períodos de escasez de mano de obra durante la mayor parte de una década, y en las publicaciones del Libro Beige previas a la pandemia a menudo se mencionó la necesidad de trabajadores mejor capacitados. Si bien eso no ha cambiado mucho y 15 de las 31 menciones de escasez se referían a los desafíos para encontrar mano de obra como conductores de camiones y trabajadores de la construcción, la Fed de Atlanta observó la necesidad de otro puesto calificado: enfermeras.

‘Fuerte demanda’

Además del mercado laboral, el nuevo Libro Beige muestra que la crisis sigue presionando las cadenas de suministro afectadas durante el último año por la escasez de materias primas y piezas, y de trabajadores ausentes por enfermedad.

Los funcionarios de la Fed, que intentan decidir cuánto tiempo deben seguir estimulando la economía para salir de una recesión inducida por la pandemia, están monitoreando las señales de inflación que la mayoría considera efímeras, mientras se mantienen alertas en caso de que se afiancen más.

Pero la gran pregunta sin respuesta es si las presiones van a significar precios más altos para los consumidores.

“Los informes sobre el poder de fijación de precios fueron mixtos, y algunos minoristas y fabricantes se vieron afectados por el aumento en los costos de los insumos e informaron la posibilidad de traspasar los precios, mientras que muchos otros no pudieron aumentar los precios”, dice el informe de la Fed. “Varios distritos informaron que anticipan aumentos moderados de los precios en los próximos meses”.

Nota Original:From Nurses to Chips and Containers, Fed Sees Shortages Abound

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2021 Bloomberg L.P.