La Fed espera pico de alza de precios al consumidor y quiere controlar la inflación

·2  min de lectura
Nam Y. Huh/AP

Ahora que la Reserva Federal ha pulido sus acreditaciones de lucha contra la inflación, ¿ha llegado a su límite la inflación en el consumo?

El aumento de los precios en abril no supuso un gran alivio, salvo en la gasolinera. Los nuevos datos relacionados con los precios al consumidor se publicarán el miércoles.

La confianza del consumidor repuntó un poco el mes pasado por primera vez desde enero. A pesar de que la inflación está en máximos con respecto a hace 40 años, las expectativas de los consumidores de que la economía mejore en los próximos seis meses aumentaron en la encuesta de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Esto es alentador en medio de las conversaciones de una inminente recesión.

Sin embargo, no hay que equivocarse. La actitud económica de los consumidores sigue estando cerca del mínimo en toda la década, impulsada por el aumento de los precios en todo tipo de artículos. Y es esa inflación la que la Reserva Federal ha abordado de forma notablemente más agresiva.

Al elevar la semana pasada su tasa de interés meta a corto plazo la mitad de 1% —su mayor incremento en más de 20 años—, el banco central entra tarde, pero ahora en la lucha contra la inflación. Y ha dado una nota de optimismo al pensar que los aumentos de precios están llegando a su límite. El miércoles, el presidente de la Fed, Jay Powell, dijo: “Hemos visto algunas pruebas” de que el indicador de inflación favorito del banco quizás está “alcanzando un pico o aplanándose”.

Una cosa es mucho mejor que la otra, aunque cualquiera de las dos es preferible a lo que los consumidores y los inversores llevan soportando desde hace más de un año.

Por eso son importantes los datos del índice de precios al consumo del miércoles. Puede que el índice no sea la medida de inflación preferida por la Reserva Federal, pero las señales de que se nivela o retrocede supondrían un alivio bienvenido pero prudente.

En marzo, los precios del consumo aumentaron un 8.5% respecto al año anterior. Cualquier cosa menor que eso en abril no significará que la lucha contra la inflación haya terminado ni mucho menos. Como dijo Powell durante su conferencia de prensa posterior a la reunión, “querríamos ver pruebas de que la inflación se mueve en una dirección que nos dé más tranquilidad”.

No es probable que los precios caigan rápidamente. Las empresas quieren preservar los márgenes de beneficio, los empleados quieren mantener sus ganancias salariales recién realizadas y la Reserva Federal probablemente subirá los intereses en un futuro próximo. Su objetivo no es solo que la inflación alcance su punto máximo: quiere aplastarla.

Tom Hudson presenta The Sunshine Economy en WLRN-FM, en donde es vicepresidente de noticias. Twitter: @HudsonsView.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.