La Fed va a endurecer la política monetaria, la única interrogante es qué tan rápido

·3  min de lectura
Foto de archivo del edificio de la Reserva Federal en Washington

Por Howard Schneider y Ann Saphir

WASHINGTON/SAN FRANCISCO, 6 ene (Reuters) - Alarmados por la persistencia de una inflación incómodamente alta, incluso las autoridades de la Reserva Federal más moderadas están ahora de acuerdo en que tendrán que endurecer la política monetaria este año, por lo que el debate ya no se trata de si hacerlo, sino con qué rapidez.

El jefe de la Fed de St. Louis, James Bullard, dijo el jueves que el organismo podría subir las tasas de interés en marzo y ahora está en una "buena posición" para tomar medidas aún más agresivas contra la inflación, según sea necesario.

La presidenta de la Fed de San Francisco, Mary Daly, durante mucho tiempo un contrapunto moderado a la actitud agresiva de Bullard, dijo en un evento separado que también espera aumentos en las tasas de interés este año, pero advirtió que un ajuste demasiado agresivo podría dañar el mercado laboral.

Y hablando esta semana, el presidente de la Fed de Mineápolis, Neel Kashkari, sostuvo que ahora espera dos alzas de tasas este año, una reversión de su visión de largo tiempo de que el banco central debería retrasar las subidas a 2024.

Las autoridades de la Fed ahora están efectivamente en dos grupos: "aquellos que quieren endurecer la política monetaria y aquellos que quieren endurecer la política monetaria aún más rápido", escribió Bill Nelson, un execonomista de la Fed que ahora es economista jefe del Bank Policy Institute.

Es un gran cambio frente a hace unos meses, cuando podían casi dividirse en tres: los que apoyan un ajuste más rápido, los que adoptaron un enfoque más lento y un contingente contra las alzas durante un año, si no más.

Pero la inflación está marchando en más del doble del objetivo de la Fed del 2% y hay una convicción cada vez menor en el banco central de que los millones de trabajadores marginados por el COVID-19 regresarán rápidamente a la fuerza laboral o que las restricciones de la cadena de suministro que impulsan los precios se aliviarán pronto.

Así que la visión de paciencia ha dado paso a un ansia por tomar medidas que está en desacuerdo con las compras continuas, aunque desaceleradas, de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas, cuyo propósito es estimular la economía.

El jueves Bullard expuso la opinión de un camino más agresivo.

La Fed "está en una buena posición para tomar medidas adicionales según sea necesario para controlar la inflación, lo que incluye permitir una liquidación pasiva del balance general, aumentar la tasa de referencia y ajustar el momento y el ritmo de las alzas subsiguientes de la tasa de referencia", dijo.

Se podría aprobar un aumento inicial de tasas "en la reunión de marzo (...) Los aumentos de tasas posteriores durante 2022 podrían adelantarse o retrasarse dependiendo de la evolución de la inflación", agregó Bullard.

Daly, en tanto, afirmó en un evento del banco central irlandés que la Fed debería subir las tasas de interés este año, ante un mercado laboral "muy fuerte" y para frenar la alta inflación que actúa como un "impuesto represivo". Aún así, aseguró, el enfoque del banco central debería ser "medido".

(Reporte de Howard Schneider, Editado en Español por Manuel Farías)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.