Ya hay fecha y lugar para la boda de Rafa Nadal y Mery Perelló

Ya hay fecha y lugar para una de las grandes bodas del año. Después de que ¡HOLA! anunciase a finales de enero el compromiso entre Rafa Nadal y Mery Perelló tras catorce años juntos, comienzan a conocerse los primeros datos sobre la que será una de las ceremonias más esperadas de nuestro país. El tenista español más laureado de la historia con 18 Grand Slam y su pareja ya tendrían fecha y lugar para darse el 'sí, quiero'. 

VER GALERÍA

portada-nadal1

Será el próximo 19 de octubre en Pollença, tal y como ha revelado el diario Última Hora de Mallorca. El enlace se celebraría a mediodía en una propiedad cercana a la Fortalesa, finca que acogerá el convite. Esta fortificación construida en 1628 para defender la península de Pollença de las incursiones berberiscas, es el lugar perfecto para que los novios y sus destacados invitados puedan disfrutar tranquilamente de la celebración, pues la zona cuenta con grandes niveles de seguridad. Allí se casaron también la modelo Helen Lindes y el jugador de baloncesto Rudy Fernández.

En realidad, Sa Fortalesa no es una finca, sino un pueblo situado en una parcela de 87.350 metros cuadrados, con terrazas (1.427 metros cuadrados), jardines (1.100), piscinas, calas privadas y helipuerto. Además de siete casas que suman en total 17 dormitorios.

VER GALERÍA

rafa-nadal-mery-boda1

Se espera que entre los invitados podamos ver a importantes personalidades del deporte, la cultura y otros ámbitos sociales de nuestro país. Feliciano López y su para entonces mujer Sandra Gago o Fernando Verdasco y Ana Boyer están casi confirmados y no sería extraño que el rey Juan Carlos, con quien el tenista mantiene una relación muy cercana, casi familiar, fuera otro de los asistentes. Cabe recordar que este mismo verano, el padre de Felipe VI y la reina Sofía visitaban la Rafa Nadal Academy by Movistar en Manacor y, posteriormente, almorzaban con los prometidos. 

VER GALERÍA

nadalreyes1

En su último verano como solteros, Rafa y Mery han compaginado a la perfección sus compromisos profesionales con días de diversión y desconexión. De hecho, ambos han celebrado sus respectivas despedidas de soltero. La joven mallorquina fue 'raptada' por sus amigas para viajar a Málaga, donde disfrutaron de unos días de sol, playa y diversión en algún punto de la Costa del Sol, mientras que el tenista, por su parte, se tomó unos días de descanso tras su épico paso por Wimbledon y realizó una escapada solo para chicos a bordo de su barco 'Beethoven' por aguas de Cerdeña. Si todo sale como esperan, será sus últimos días a bordo de esta embarcación, ya que el deportista lo ha puesto a la venta por 2,6 millones de euros. La razón, sería que Nadal estaría pensando darse un nuevo capricho: un catamarán de lujo. 

El deportista se alzaba hace solo dos días con el título de Montreal, el quinto que consigue en Canadá, elevando así a treinta y cinco el número de Masters 1000 acumulados a lo largo de su carrera. Al octogésimo tercer título en la carrera del español  podría sumarse el Abierto de Estados Unidos, el último Grand Slam del curso, que se celebrará entre el 26 de agosto y el 8 de septiembre.