Mi fe es más grande que el Covid, dicen fieles en festejo a San Judas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 28 (EL UNIVERSAL).- Cansado, pero lleno de fe y agradecimiento, así es como se siente Jorge, quien recorrió desde Tlalnepantla, en el Estado de México, cerca de 20 kilómetros en bicicleta para asistir este miércoles al templo de San Judas Tadeo, en el centro de la Ciudad de México, para agradecer por mantenerlo con vida un año más.

A pesar de que las autoridades capitalinas informaron que el templo permanecería cerrado para evitar aglomeraciones, Jorge salió a las 8:00 horas, abordó su bici y tomó rumbo hacia la alcaldía Cuauhtémoc para rendir su devoción en la iglesia de San Hipólito como cada día 28. "Todos los 28 vengo, con fe y devoción. Mi fe es más grande que el Covid" dice el hombre de 45 años de edad, mientras abraza con fuerza una figura de yeso de la que cuelgan una decena de rosarios con la imagen de San Judas Tadeo.

Aunque el gobierno de la Ciudad de México hizo un llamado a no acudir este año al centro religioso para evitar contagios de coronavirus, los creyentes llegaron de rodillas, descalzos, con flores y grandes figuras para ser parte de la celebración anual del santo. Debido al gran número de fieles que se dieron cita en las inmediaciones del templo las autoridades locales permitieron el acceso en grupos de 30 personas y durante 5 minutos, para evitar aglomeraciones sobre Paseo de la Reforma y Avenida Hidalgo.

Los vendedores de artículos religiosos también se dieron cita, pues pronosticaron que los fieles llegarían pese a que la pandemia ya suma más de 89 mil muertos en el país. Sin sana distancia y algunos sin cubrebocas, varios asistentes coincidieron en que "la fe puede contra cualquier mal, incluido el coronavirus".