La FDA alerta a EU sobre el uso de desinfectantes para manos de origen mexicano

Scott McDonald
·3  min de lectura

LA ADMINISTRACIÓN de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció ayer martes que todos los desinfectantes para manos con base de alcohol provenientes de México han sido puestos en alerta de importación. Según el organismo estadounidense, esos desinfectantes son potencialmente peligrosos y constituyen una posible amenaza para los consumidores.

La FDA señala que 84 por ciento de los desinfectantes para manos importados desde México no cumplen con las regulaciones establecidas por la FDA y que se descubrió que contienen ingredientes tóxicos, entre los que están el metanol o el 1-propanol en concentraciones inaceptables. La FDA analizó las muestras de abril a diciembre de 2020.

“De acuerdo con la alerta de importación, los desinfectantes para manos con base de alcohol provenientes de México y que se ofrecen para importación están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la FDA, y el personal de este organismo podría detener el cargamento”, afirmó la agencia en un comunicado.

“Como parte de la revisión de ingreso, el personal de la FDA tendrá en cuenta cualquier prueba específica ofrecida por los importadores o por los fabricantes para garantizar que los desinfectantes para manos hayan sido fabricados de acuerdo con los requerimientos vigentes de buenas prácticas de fabricación”, añadió.

También lee: El número de personas envenenadas con desinfectante para manos va en aumento

Los desinfectantes para manos se convirtieron en una mercancía codiciada en las tiendas cuando la pandemia de COVID-19 llegó a Estados Unidos, hace casi un año, haciendo que los estadounidenses adquirieran el producto para evitar contraer el nuevo coronavirus.

En junio, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) comenzó a identificar algunos desinfectantes para manos que contenían componentes químicos tóxicos.

Lo que comenzó con nueve productos en junio creció hasta alcanzar más de 200 en septiembre de 2020. Se inició con productos elaborados y distribuidos en México hasta abarcar productos fabricados y distribuidos en Estados Unidos.

La razón principal para el retiro de estos productos es la presencia de metanol (alcohol de madera), o 1-propanol. Actualmente, la FDA ha incluido más de 200 desinfectantes para manos en su lista de “no usar”, y la mayoría de ellos son producidos, embotellados y enviados desde México.

No te pierdas: ¿Por qué el jabón es tan efectivo para detener la propagación del coronavirus?

La FDA ha declarado que analizará continuamente los productos para garantizar la seguridad para las personas que los adquieran y los usen.

“La FDA permanece atenta y seguirá emprendiendo acciones cuando surjan problemas de calidad con los desinfectantes para manos”, señaló el organismo.

“Adicionalmente, a la FDA le preocupan las afirmaciones falsas y engañosas en relación con los desinfectantes para manos, por ejemplo, que pueden proporcionar una protección prolongada, por ejemplo, durante 24 horas, contra los virus, incluido el COVID-19, puesto que no hay pruebas que respalden esas afirmaciones”, añadió.

Aunque el desinfectante para manos se recomienda comúnmente para ayudar a mantener las manos limpias en espacios públicos, e incluso en el propio hogar, se ha descubierto que muchos de ellos contienen metanol, que puede ser tóxico si se ingiere o se filtra a través de la piel.

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek