FOTOS I La favela sobre pilotes donde la covid solo es un problema más

La pandemia del coronavirus ha causado estragos en todas las sociedades del mundo y ha obligado a cambiar muchas costumbres, sin embargo, en la favela Dique da Vila Gilda solo es un problema más de los muchos que viven sus 26.000 habitantes.

Se trata de una pequeña ciudad construida en madera y hojalata sobre el mar, que se asienta sobre unos precarios pilotes. Los caminos están desvencijados y es habitual que se rompan, haciendo que las personas caigan a un agua fétida por culpa de la basura que se acumula en ella.

A la lista de dificultades hay que añadir los frecuentes incendios, que provocan el caos en la comunidad, la precariedad y la falta de trabajos y la presencia de enfermedades infecciosas debido a las malas condiciones sanitarias y al hacinamiento.

Tal y como cuentan los vecinos, están marginados del sistema sanitario y estos solo entran cuando hay que llevarse el cadáver de algún vecino que ha fallecido.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.