“Son una farsa electoral”: la oposición denuncia los comicios municipales en Nicaragua

Soldados nicaragüenses vigilan las elecciones municipales en Managua
Soldados nicaragüenses vigilan las elecciones municipales en Managua

MANAGUA. Las elecciones municipales en Nicaragua se iniciaron hoy con lentitud, escasa afluencia de votantes y en medio de denuncias sobre arrestos de opositores por parte de la policía. También se ha detectado que hay más de mil candidatos falsos en estas elecciones, colocados en las listas de partidos que hacen de contrapunto para darle apariencia de legitimidad a los comicios. Muchos de ellos incluso ignoran que figuran como postulantes.

La mayoría de los 3106 centros de votación instalados a nivel nacional abrieron sobre las 07 horas locales (1300 GMT) en los 153 municipios del país, de los cuales 141 están bajo control del gobernante Frente Sandinista que lidera el presidente Daniel Ortega. Unos 3,7 millones de nicaragüenses mayores de 16 años habilitados para votar fueron convocados a elegir a 153 alcaldes, 153 vicealcaldes y más de 6000 concejales.

Las elecciones municipales apuntan a que el Frente Sandinista consolide el control total en casi el 95% de los 153 municipios del país, y confirman la degradación del sistema electoral nicaragüense, que le permite a la pareja presidencial de Ortega y su esposa, Rosario Murillo, perpetuarse en el poder.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega

Ortega defendió la jornada de elecciones municipales en el país y la definió como “un voto por la paz”, frente a las críticas de la oposición que alerta sobre la represión de la disidencia. El presidente nicaragüense destacó la importancia del proceso de elección de autoridades municipales. “Faltan todavía unas cuantas horas donde estamos seguros seguirán llegando a los centros de votación las y los nicaragüenses, mujeres y hombres, que saben que este voto es un voto por la paz”, declaró. Además el mandatario destacó que la construcción de rutas facilitó el transporte del material electoral a las zonas más remotas del país para garantizar el derecho de la ciudadanía al sufragio.

No obstante, Ligia Gómez, del observatorio electoral Urnas Abiertas, dijo a medios de prensa que horas antes de las votaciones se incrementó “el asedio y las detenciones” en cuatro departamentos (provincias), donde nueve personas fueron arrestadas como parte de los 709 “hechos de violencia política’' registrados por esa red no avalada por el gobierno.

“Este proceso electoral es parte de la consolidación del Estado totalitario del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo”, sostuvo Ligia Gómez.

En una declaración vía Twitter, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) manifestó su “preocupación” por las “detenciones arbitrarias” reportadas previo a la jornada electoral. ``Instamos al Estado a garantizar los derechos civiles y políticos del pueblo nicaragüense y al cese de la represión’', señaló la Oacnudh.

Urnas Abiertas denunció además que hay más de mil candidatos falsos en estas elecciones municipales, que incluyen casos de usurpación de identidad, una estrategia oficialista para completar las listas electorales con partidos que simulan ser parte de la oposición. Ellos son el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), la Alianza por la República (APRE), el Partido Liberal Independiente (PLI) y Alianza Liberal Nicaragüense (ALN). Urnas Abiertas logró recabar 1158 testimonios de usurpación que provienen de 33 municipios y siete departamentos.

Juana Francisca Rugama, una de esas supuestas candidatas, dijo que todo se trata de “una farsa electoral”. Nunca se presentaría a elecciones en Nicaragua después de que su hijo, el líder estudiantil Levis Josué Artola Rugama, tuviera que exiliarse en Canadá después de pasar por la cárcel.

Según los especialistas, las elecciones municipales de este año solo cosecharon indiferencia entre la población. Ocurren en un momento de máxima represión y consolidación de un esquema de partido único. En las elecciones presidenciales generales de 2021, fueron arrestados todos los precandidatos presidenciales, se disolvieron los partidos opositores y la dupla Ortega-Murillo se declaró ganadora. Las alcaldías en poder de la oposición también fueron presionadas: en julio último, el gobierno sandinista intervino esas administraciones y depuso a los alcaldes.

La última encuesta de la firma CID Gallup, realizada entre el 26 de septiembre y el 10 de octubre, informó que el 52% de los encuestados dijo que no votaría en las elecciones municipales. Algo acorde al porcentaje de participación en los comicios generales de 2021, cuando la abstención fue del 81,5%.

Agencias AP y AFP