Farmacéuticas consideran contraproducente el control de exportación de vacunas

Bruselas, 29 ene (EFE).- El establecimiento por la Comisión Europea de un sistema de autorización de exportación para que lo utilicen los Estados miembros con respecto a las vacunas de covid-19, "corre el riesgo de retrasarlo y podría poner en peligro el suministro de vacunas a las personas en Europa y en todo el mundo".

Es la advertencia que lanzó hoy la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas (EFPIA) en un comunicado en el que asegura que esta medida "desproporcionada" no ayudará a solucionar las reducciones temporales en las cantidades de vacunas que se entregan a la Unión Europea (UE).

La medida empezará a aplicarse mañana, sábado, estará en vigor hasta el 31 de marzo y afectará solo a las vacunas de aquellos laboratorios con los que la Comisión firmó, en nombre de los Veintisiete, acuerdos de compra anticipada.

Se trata de Pfizer-BioNTec, Moderna y AstraZeneca, cuyas vacunas ya han sido autorizadas en la UE, además de Johnson & Johnson, Sanofi-GSK y CureVac, con las que Bruselas negoció 2.300 millones de dosis en total.

"Si bien entendemos la frustración causada por las reducciones temporales en las cantidades de vacunas covid-19 que se entregan a la Unión Europea y apoyamos el objetivo de la UE de tener acceso a tantas vacunas como sea posible en el menor tiempo posible, esta medida no ayudará", aseguró la EFPIA.

Bruselas, que temía que AstraZeneca estuviese entregando al Reino Unido dosis que correspondían a los Veintisiete, quiere controlar cuántas vacunas se producen y a qué países se destinan, tras haber financiado por adelantado el desarrollo de las mismas con 2.900 millones de euros en total.

Las farmacéuticas europeas mantuvieron, por su parte, que "fabricar miles de millones de dosis para personas en toda Europa y en todo el mundo es un desafío sin precedentes que involucra a múltiples socios, que trabajan las 24 horas del día sin comprometer la calidad o la seguridad de las vacunas".

"Las fluctuaciones en el suministro de dosis, por frustrantes que sean, pueden ser una característica de la fabricación de productos biológicos complejos", añadieron.

Dado que las vacunas producidas "son complejas y utilizan tecnologías e ingredientes novedosos", indicaron que es importante que las medidas políticas fortalezcan las cadenas de suministro mundiales para impulsar la producción de vacunas.

Por ello, estimaron que este esquema de autorización de exportación "puede forzar ajustes en la cadena de suministro , logrando lo contrario, incluso provocando retrasos en las aduanas en las fronteras de la UE".

Además, puntualizaron que "dada la naturaleza global de las líneas de suministro de vacunas, la medida de la Comisión podría parecer desproporcionada y correr el riesgo de tomar represalias de otras regiones, poniendo el suministro de materiales de fabricación necesarios para producir las vacunas covid-19 y los consumibles relacionados con el suministro de esas vacunas en riesgo".

"Las medidas de represalia también podrían ampliar el alcance de la interrupción a los medicamentos y otros productos", subrayó la Federación Europea de Industrias Farmacéuticas.

Según la EFPIA, la experiencia adquirida en la primera ola de la pandemia subrayó la importancia de eliminar las restricciones a la exportación, como lo defendió en aquel momento la propia Comisión Europea, prevenir la acumulación y abrir fronteras para garantizar el suministro seguro de medicamentos a los pacientes en toda Europa.

Esta nueva medida también "parece contradecir" el liderazgo de la UE en la iniciativa "Comercio de productos sanitarios" en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Entonces, "la UE desempeñó un papel global clave en el apoyo a las cadenas de suministro de medicamentos que fueron diseñadas para funcionar a través de las fronteras, lo que hace que el anuncio de hoy, con vacunas realmente disponibles, sea desproporcionado y contradice las lecciones aprendidas hasta la fecha", subrayaron.

Por contra, la EFPIA defendió un enfoque basado en inversión en nuevas vacunas y tratamientos, el aumento de la capacidad de las instalaciones de fabricación y procesos de ajuste para aumentar el suministro de vacunas aprobadas.

(c) Agencia EFE