Las FARC pedirán perdón por un atentado de 2003 en Bogotá que dejó 36 muertos

Habitantes del barrio del Nogal en Bogotá evacúan ña zona el 8 de febrero de 2003 después de la mortífera explosión de un coche bomba frente a un club nocturno (AFP/Archivos | Luis Acosta)

La guerrilla FARC de Colombia, que implementa un histórico acuerdo de paz, se comprometió a pedir perdón en un acto público a las víctimas del atentado de El Nogal, un exclusivo club de Bogotá en el que en 2003 murieron 36 personas.

"Las FARC se comprometen a coordinar un acto público de verdad, perdón y reconciliación con las víctimas del atentado al Club El Nogal de Bogotá", indicaron el principal y más antiguo grupo rebelde del país y representantes de los damnificados, en una carta fechada el 28 de marzo pero divulgada este jueves.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) afirmaron estar "dispuestas a aportar la verdad que ellos conocen" sobre el ataque a esta estructura "con el propósito de brindar a las víctimas, justicia, reparación y su derecho a conocer la verdad".

"Las FARC (...) reconocerán las responsabilidades que les incumban", apuntó la carta.

La guerrilla sostuvo que contará la verdad en el seno de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el mecanismo de justicia acordado en el pacto con el gobierno de Juan Manuel Santos para juzgar y sancionar a los actores de la conflagración interna.

"Las FARC-EP comparecerán ante la Comisión de la Verdad con víctimas y otros para esclarecer los hechos", agregó la misiva, firmada por el comandante guerrillero Carlos Antonio Lozada y por Bertha Lucía Fríes, vocera de las víctimas de El Nogal.

El atentado de El Nogal, un exclusivo club ubicado en el norte de Bogotá, fue uno de los hechos más graves del conflicto armado colombiano, que durante medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, con saldo de 220.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados.

Según las autoridades, las FARC introdujeron un coche-bomba en las instalaciones del club, que detonó la noche del 7 de febrero de 2003.

Desde un principio se responsabilizó a la guerrilla de este ataque, aunque los rebeldes solo reconocieron su responsabilidad en el marco de las negociaciones de paz, desarrolladas en La Habana desde 2012 y finalizadas en noviembre pasado en Bogotá con la firma del pacto definitivo.

El 2 de noviembre de 2016, Fríes se reunió en Cuba con el órgano de dirección de las FARC para exigirles que asumieran la responsabilidad del acto, pidieran perdón y contaran la verdad.