FARC estudian posibilidad de cese fuego en Navidad

BOGOTA, Colombia (AP) — Uno de los comandantes de las FARC y jefe del equipo negociador en el naciente proceso de paz con el gobierno analiza la posibilidad de una tregua militar por parte de la organización guerrillera en la Navidad, aseguró el jueves un activista y periodista que dijo haber hablado con él en Cuba.

El periodista Carlos Lozano, director del semanario Voz del Partido Comunista Colombiano, dijo que así se lo expresó Iván Márquez, uno de los seis miembros del secretariado o la máxima línea de mando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Ante la negativa del gobierno al cese del fuego permanente, que eventualmente se abra la posibilidad de una tregua navideña y de las festividades de fin de año, Márquez ha dicho que ellos ven con interés" esa propuesta de algunas organizaciones sociales, explicó Lozano en diálogo telefónico con The Associated Press.

Márquez, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango, dijo que los demás jefes de las FARC "lo van a debatir (el tema de la tregua)", pero advirtió que "eso no quiere decir que la vaya a haber".

Sobre si la tregua es bilateral o unilateral, Lozano dijo que "yo no me atrevo a decirlo todavía".

El periodista entrevistó el pasado fin de semana a Márquez en La Habana, donde el próximo lunes se iniciarán formalmente las conversaciones entre el grupo guerrillero y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

En la entrevista que Lozano publicó la víspera en el semanario Voz, sin embargo, no se habla de la eventual tregua "porque yo no había hablado con él todavía sobre ese tema".

Pero el presidente Juan Manuel Santos descartó cualquier posibilidad de que las fuerzas militares y de policía entraran en una tregua o cese al fuego, como ya dicho en el pasado.

"Hay algunos que están proponiendo treguas, cese al fuego. Mi respuesta ha sido clara y contundente: ni tregua ni cese al fuego. Si quieren (en las guerrillas) adelantar el cese al fuego...o humanizar el conflicto, lo que queremos nosotros (en el gobierno) es finalizarlo, no humanizarlo", dijo Santos desde España donde participará el 16 y 17 de noviembre en la XXII Cumbre Iberoamericana.

En los contactos exploratorios con FARC para el inicio de negociaciones de paz "una de las condiciones que pusimos desde el principio es que no bajaremos la guardia en la parte militar, en la aplicación de la autoridad y de la fuerza, sino hasta que lleguemos el acuerdo para finalizar el conflicto", agregó Santos en declaraciones divulgadas por la oficina de prensa de la Presidencia.

En Bogotá, el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón reiteró que "la fuerza pública debe perseguir sin descanso en todo el territorio nacional a cualquier criminal, de cualquier organización que haya violado la constitución, que haya violado las leyes, que haya atentado contra los ciudadanos, contra el pueblo colombiano".

Tal posición "es algo que mantendremos con todo entusiasmo, con decisión y con todo profesionalismo, que tiene esta fuerza pública colombiana", añadió Pinzón en declaraciones a reporteros en el ministerio.

Desde que el 4 de septiembre Santos y las FARC anunciaron que habían iniciado un acercamiento formal, para tratar de concretar un proceso de paz que ponga fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes, el presidente destacó que las negociaciones se adelantarían en medio de la confrontación porque el cese total de hostilidades debía ser el resultado final de acuerdos y porque no quería repetir errores del pasado.

Las FARC han dicho que debería discutirse en la mesa ese cese de hostilidades mientras se negocia y para evitar sobresaltos en las discusiones. En pasadas negociaciones ambas partes han pactado un cese al fuego, pero que fracasaron en medio de acusaciones mutuas de violarlo o estar sacando provecho de ello.

El 18 de octubre en Oslo, la capital noruega, el gobierno y las FARC instalaron formalmente la mesa de negociaciones y para el próximo lunes en La Habana las dos partes comenzarán a discutir una agenda ya preacordada.

En 1999 las FARC anunciaron una tregua para la Navidad de 1999 y el Año Nuevo de 2000. En ese momento el grupo alzado en armas adelantaba un proceso de paz con el gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana (1998-2002) y que se rompió en febrero de 2002.

Cargando...