El fantasma de la URSS persigue a los rusos, 100 años después de su creación

Olga Urkina, ama de casa dice: "Yo no viví en la Unión Soviética, pero allí todo se hacía por el pueblo. Mi abuela, mi madre, mi padre, todos vivieron en la URSS. Según ellos, la vida era más fácil. Todo era gratis, pero ahora pagamos por todo".