Otra fantástica fiesta: Uruguay celebra la nostalgia a puro Raffaella Carrà

Montevideo, 24 ago (EFE).- Como recién salidas del DeLorean de Marty McFly, las lentejuelas de Raffaella Carrà tomarán el escenario del Teatro Solís uruguayo para otra "fantástica fiesta", la que homenajeará a la diva italiana en una "Noche de la Nostalgia" donde el baile y los colores estarán garantizados.

Frente a los palcos vacíos del emblemático teatro montevideano, un par de compases acompañados por una cálida voz alcanzan para que, sin necesidad de acudir al coche-máquina del tiempo de "Volver al futuro", el viaje al pasado se concrete.

Es que, cuando una vez invocadas en canción, la cabellera rubia "a caschetto" (estilo casco), la sonrisa rebosante de alegría y el singular estilo de vestir que distinguen a la icónica Raffaella Carrà (1943-2021) dicen presente, los '70 y '80 están de vuelta.

OTRA FANTÁSTICA FIESTA

Así lo expresa en diálogo con Efe en la previa del concierto homenaje a Carrà por la tradicional "Noche de la Nostalgia" uruguaya el director de la Banda Sinfónica de Montevideo, Martín Jorge, quien resalta la importancia de recordar a la multifacética artista en una noche "especial" como lo es la de cada 24 de agosto en el país.

Según Jorge, a lo que cada año la orquesta celebra la nostalgia con una temática distinta, para el 2021 no podía faltar un reconocimiento a la presentadora, actriz y cantante italiana, a quien define como "un ícono de la cultura disco y el pop", mediante la selección de unas 13 canciones en un show con audiovisuales de Carrà.

"El repertorio busca tener algunos de los temas más icónicos; Raffaella Carrá produjo temas para el mercado europeo en italiano, para el mercado europeo en español, para Sudamérica (...) donde era muy famosa en esa época", acota el maestro, que cuenta con arreglos especiales para la orquesta y con el acompañamiento de la cantante Alejandra Díaz.

A lo que las recordadas "Fiesta", "Lucas", "Hay que venir al sur", "En el amor todo es empezar", "Tuca, tuca" y "53-53-456" seguro dicen presente en el Solís a partir de las 20.00 hora local (23.00 GMT), Jorge expresa su satisfacción de que las entradas ya estén agotadas y asegura que "cumpliendo todas las medidas" se podrá incluso bailar.

"Va a haber espacio para que la gente cante, disfrute, pase bien. Un poco la noche nos irá diciendo cómo lo vamos llevando adelante (...) creemos que va a ser un buen show para quienes quieran recordar esas canciones o saber cuál era la música y el estilo de Raffaella Carrà", subraya.

UNA NUEVA NOSTALGIA

Con este y otros eventos habilitados, Uruguay volverá a tener su clásica "Noche de la Nostalgia", un evento que se celebra cada 24 de agosto -debido a que el 25 es el Día de la Independencia y es feriado nacional- y que desde 2004 está regulado por una ley promulgada por el Parlamento.

Creada en 1978 por iniciativa del locutor Pablo Lecueder, quien buscaba que la gente escuchara "música vieja" en un lugar bailable, la tradicional celebración se estrelló contra el gigante muro que alzó el 2020: el coronavirus SARS-CoV-2.

Entonces la gente debió permanecer en su casa y limitarse a escuchar allí a los diferentes artistas que año a año renacen en este evento como son, por ejemplo, Los Beatles, Rolling Stones, Bee Gees, Village People y Celia Cruz.

Esa medida fue acatada por la mayoría de los uruguayos, un hecho que un día más tarde fue destacado por el presidente, Luis Lacalle Pou.

Ahora, 365 días después, todo cambió. Con el país suramericano alcanzando el 70 % de la población inoculada con la segunda dosis de la vacuna contra la covid-19, las fiestas volverán, aunque lo harán bajo un estricto protocolo.

Mitigar el riesgo de transmisión de esta enfermedad es el principal objetivo del Ministerio de Salud Pública, que busca un equilibrio entre la diversión y el cuidado.

A ENCENDER LA "PROTOKOLA"

Para eso, la cartera ya encendió su "Protokola", que invita a disfrutar de los éxitos musicales, recordar viejas épocas y tomar todas las precauciones.

"A mi me volvió loco tu alcohol en gel" y "Bailar de lejos es bailar" son algunas de las letras que canta esta campaña, para la que se modificó el texto original de artistas como Sergio Dalma o Los Auténticos Decadentes.

Por supuesto, se hizo presente también allí uno de los clásicos de Carrà a modo de: "qué fantástica, fantástica esta fiesta, esta fiesta con barbijos y sin ti".

Alejandro Prieto y Santiago Carbone

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.