Fans de La Guerra de las Galaxias ayudan a mantener el confinamiento en Filipinas

1 / 4

Jóvenes disfrazados como personajes de La Guerra de las Galaxias recorren un barrio de Manila para recordar a la población que deben respetar el confinamiento para contener la propagación del coronavirus, el 6 de mayo de 2020

Jóvenes disfrazados como personajes de La Guerra de las Galaxias recorren un barrio de Manila para recordar a la población que deben respetar el confinamiento para contener la propagación del coronavirus, el 6 de mayo de 2020 (AFP | Ted ALJIBE)

En un barrio de Manila, la capital de Filipinas, ha llegado ayuda de una galaxia lejana para convencer a la población de que hay que respetar el confinamiento para frenar la propagación del nuevo coronavirus: Darth Vader y un séquito de sus tropas de asalto interestelares patrullan las calles y arrancan sonrisas a unos habitantes hartos de semanas de confinamiento.

Tres veces a la semana, miembros de una asociación de jóvenes se ponen los uniformes hechos en casa imitando a los de la Guerra de las Galaxias para patrullar Panghulo, un barrio de la capital filipina, con el fin de recordar a la población que debe quedarse en casa para evitar contagiarse con covid-19.

En una de las patrullas, un reportero de la AFP vio a Darth Vader caminar por una silenciosa calle seguido por sus tropas de asalto escaneando a todo aquel que hubiera infringido la orden de confinamiento que pende sobre la capital de 12 millones de habitantes desde mediados de marzo.

En otro lugar del barrio, se pudo ver a otra misión desplazándose en una canoa sobre las inundadas calles en busca también de infractores, con ayuda de sus espadas láser.

"Hicimos los uniformes para aliviar el estrés y la preocupación de los niños y de sus familias" dice Alexandria Ignacio, que participa en el grupo.

La gente está feliz de ver algo nuevo en las calles desiertas, aunque sean las temidas tropas de asalto del Imperio.

"Queremos que sigan" dice Loida Lumagas. "Y es que necesitamos un poco de diversión", confiesa.

Filipinas ha registrado más de 9.000 casos de coronavirus y al menos 607 muertos, aunque la incidencia de la epidemia puede ser mayor debido a la limitada capacidad del país para hacer test de diagnóstico.