Famoso conspiranoico de QAnon muere de covid-19 tras decir que solo los “idiotas” se vacunan

·3  min de lectura

Una figura destacada del movimiento conspirativo QAnon que decía que solo los “idiotas” se vacunan ha muerto de covid-19.

Cirsten Weldon, que tenía decenas de miles de seguidores en las redes sociales de derecha, utilizaba su influencia para alejar a la gente de las vacunas. Criticó abiertamente los esfuerzos de mitigación del coronavirus y en un momento dado dijo que el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, “necesita ser colgado de una cuerda”.

The Daily Beast reporta que, en un vídeo, Weldon acosó a las personas que esperaban en la fila para recibir la vacuna contra el coronavirus.

“¡Las vacunas matan, no lo hagan!”, gritó en el vídeo. “Así de crédulos son estos idiotas. Todos se están vacunando”.

Weldon empezó a mostrar síntomas de haber sido infectada por el covid-19 a finales de diciembre. En su último vídeo se la ve tosiendo y luchando por conseguir un discurso sobre patriotas que derroquen al gobierno de EE.UU. Durante el vídeo se quejó de que estaba agotada.

Fue ingresada en el hospital tres días después de la publicación del vídeo. Durante su estancia en el hospital de California, publicó fotos de sí misma con una máscara de oxígeno, afirmando que tenía una “neumonía bacteriana”.

En una publicación en la red social Telegram, afirmaba que se había negado a tomar “el Remdesivir del Dr. Fauci”.

El viernes se supo que había muerto.

Weldon es la última figura mediática de derecha en morir a causa del virus, después de haberse destacado por negar su peligro.

Otro seguidor de QAnon, Robert David Steele, murió a causa del virus poco después de publicar una foto de sí mismo con una máscara de oxígeno y afirmando que nunca tomaría la vacuna.

Veronica Wolski, seguidora de QAnon, también sucumbió al virus. Sus fans inundaron el hospital con llamadas telefónicas exigiendo a los médicos que la trataran con ivermectina, que es un desparasitante y no ha demostrado ser eficaz en el tratamiento del coronavirus.

En lugar de considerar las muertes de su comunidad como una prueba de que el virus es mortal y de que las vacunas proporcionan una defensa que salva vidas, los seguidores de QAnon y de las teorías de conspiración antivacunas

Un grupo de conspiranoicos que asistieron al mitin ReAwaken America en Dallas -que incluía a prominentes figuras de la derecha como Alex Jones, Eric Trump y Michael Flynn- comenzaron a mostrar síntomas de covid-19 y afirmaron que habían sido víctimas de un ataque con ántrax.

Uno de los asistentes, el locutor de radio conspiranoico Doug Kuzma, murió tras ser encontrado desmayado en su casa. Al final se determinó que había muerto a causa del covid-19.

Los delirios de los teóricos de la conspiración antivacunas y QAnon pueden resultar peligrosos para los profesionales de la salud que se ven obligados a tratar a las queridas figuras mediáticas.

Algunos de los amigos y seguidores de QAnon de Weldon amenazaron con tomar represalias violentas contra el personal del hospital que la trató. Un individuo, Scott McKay, que se hace llamar “Patriot Streetfighter”, dijo que el personal médico debería ser condenado a muerte por un tribunal militar, para que no sean asesinados en la calle por los vigilantes.

“Si no se hace en un tribunal militar, al final se hará en la calle y no según mis deseos”, escribió McKay. “Ese es mi mayor temor. Pero si es necesario, será necesario”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.