Familias de niños con cáncer marchan en México para exigir abasto de fármacos

·2  min de lectura

Ciudad de México, 27 ago (EFE).- Papás de niños con cáncer, acompañados de activistas y ciudadanos, realizaron este sábado una marcha pacífica por las calles de la Ciudad de México para exigir el fin del desabasto de medicamentos pediátrico-oncológicos, el cual suma más de cuatro años.

Con las consignas de "quimios sí, desabasto no", "queremos quimios" y "Andrés Manuel asesino", unas 200 personas se congregaron esta mañana para marchar desde el Auditorio Nacional hasta el Palacio Nacional, residencia del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para exigir los fármacos que escasean.

Aunque la mayoría de los manifestantes se trasladaron a pie, otros acompañaron la llamada “Caravana por la Salud” a bordo de sus automóviles.

Esta manifestación congregó a representantes de estados como Ciudad de México, Michoacán, Guerrero, Estado de México, Oaxaca, Puebla, Monterrey, Tamaulipas y Tlaxcala.

“El día de hoy le vamos a exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador que nos garantice el abasto de medicamentos”, dijo una de las manifestantes.

Los inconformes señalaron que es una obligación del Gobierno mexicano darles quimioterapias a los menores y medicamentos que han escaseado desde hace varios años. Sin embargo, consideraron que desde 2018 la situación se ha recrudecido, lo cual les ha costado la vida de más de 3.000 niñas y niños con cáncer en el país.

Destacaron que entre los medicamentos que hacen falta están Ribociclib, Metrotexate, Ciclofosfamida y Trastuzumab, una vacuna para pacientes de cáncer de mama.

Asimismo, recordaron, existen otros medicamentos que sufren desabasto como los usados para el Trastorno por el Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) como Concerta y Sertralina.

Según datos de la Secretaría de Salud, el cáncer es la principal causa de muerte por enfermedad entre niños y niñas de 5 y 14 años, y se estima que hay entre 5.000 y 6.000 casos nuevos al año y la prevalencia aproximada para la enfermedad de este grupo de edad es de 20.000 casos anuales.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se agudizó en 2019 debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la compra de las medicinas impuestos por el Gobierno de López Obrador, quien asumió la Presidencia el 1 de diciembre de 2018.

Además, en 2020 esto se complicó por la cobertura de la pandemia de covid-19.

Pese a que en diversas ocasiones el presidente mexicano ha negado la falta de fármacos, en los primeros días de noviembre de 2021 urgió públicamente a varios de sus principales funcionarios a poner fin a la carencia de medicamentos.

En julio de 2020, el Gobierno de México y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) firmaron un acuerdo para que esta última les apoye en la adquisición de recursos sanitarios con el afán de lograr mejores precios y transparencia.

(c) Agencia EFE