Familias denuncian restricción de alimentos a opositores presos en Nicaragua

Managua, 26 ene (EFE).- Un grupo de familiares de opositores presos en Nicaragua denunció este martes una restricción de alimentos a los detenidos y solicitó al Gobierno del presidente Daniel Ortega que los libere de inmediato.

Los familiares, en su mayoría madres, esposas o hermanas, de los encarcelados, informaron que el Sistema Penitenciario Nacional bajó las raciones de alimentos que los llamados "presos políticos" pueden recibir y abrieron la posibilidad de comprar los productos en las penitenciarías "a un precio carísimo".

"Nos están obligando a comprar el pinolillo (bebida tradicional), la avena, la masa (de maíz) un precio carísimo, y no tenemos (dinero), porque muchos de nosotros, por nuestra condición de familiares de presos políticos, nos siguen, nos acosan, no podemos trabajar, comprar dentro de la cárcel se nos hace difícil", dijo la portavoz del grupo Karen González, esposa del reo Wilber Prado, en conferencia de prensa.

Tradicionalmente los familiares de los presos en Nicaragua aprovechan las visitas para llevarles alimentos cocinados para el mismo día y crudo para los restantes, debido a la supuesta insalubridad de la comida que ofrecen en los calabozos.

Los familiares de los opositores encarcelados también se quejaron del trato de las autoridades, como parte de la polarización política que vive Nicaragua.

"Nos toman fotos, nos llevan a una sala aparte, y nos hacen firmar un papel que dice que nosotros los familiares de los presos políticos no tenemos que levantar falsedades en contra del Gobierno, que nuestros presos están en buenas condiciones de salud, cuestión que es mentira, porque los funcionarios tratan mal", resaltó González.

Los familiares reiteraron su solicitud a Ortega de "libertad para los presos políticos", y a la oposición, para que no solamente piense en las elecciones del 7 de noviembre próximo, sino que también se una al llamado por los reos.

Según el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas, actualmente hay 118 personas en las cárceles de Nicaragua que fueron arrestadas por mostrar su rechazo al Gobierno Ortega.

Del total de opositores presos, 108 fueron detenidos en las manifestaciones antigubernamentales de 2018.

Cada año Ortega ordena la liberación de miles de "reos comunes" a través de resoluciones presidenciales, que rara vez benefician a los que la oposición considera "presos políticos".

(c) Agencia EFE