Familias adelantan visita a sus difuntos

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 31 (EL UNIVERSAL).- Cientos de personas aprovecharon que en el Estado de México los cementerios aún estaban abiertos o permitieron el ingreso limitado para que visitarán a sus difuntos, porque desde hoy y hasta el 2 de noviembre estarán cerrados para evitar contagios de Covid-19.

En Jardines del Recuerdo, considerado como la necrópolis más grande de América Latina, al tener millones de fosas, se permitió el acceso para quienes visitaron las tumbas.

Miles de flores de cempasúchil dieron la tonalidad del sol a las tumbas que rodean al Cristo Rey de este cementerio, ubicado en Tlalnepantla. Entre ellas la sepultura de Marco Antonio, cubierta con un tapete de pétalos amarillos, con camiones y grúas a escala, un par de cervezas y fruta, ofrenda que la familia Zepeda Núñez arregló para recordar al joven camionero que falleció hace seis años.

En Chimalhuacán y Valle de Chalco, en los panteones de San Miguel Arcángel y Los Rosales, visitantes aprovecharon el último día de apertura para acudir.

En Nezahualcóyotl, en el cementerio municipal, pobladores fueron a adornar las tumbas de sus seres queridos, despedirlos y pasar un rato cantando o escuchando música y sentirlos cerca.

En este lugar el ingreso estuvo condicionado al uso correcto del cubrebocas, toma de temperatura y limpieza de manos con gel antibacterial, además de que sólo podían entrar tres personas por familia, sin niños y permanecer 10 minutos en el recinto.

"Están tomando todas las medidas con muy buena precaución, yo vengo de visita y a arreglar con unas flores a mis seres queridos, además de que me adelanté porque sé que estará cerrado los próximos días, y está bien para evitar las aglomeraciones y contagios", dijo Hugo Rocha, visitante que se encontraba escuchando música junto a la gaveta de su familiar.

En el Valle de Toluca, en el panteón delegacional de San Cristóbal, se permitió el ingreso de los familiares antes de que el lugar permanezca cerrado.

En CDMX impiden entrada

En los panteones de Dolores, Sanctorum, Español, Francés, San Nicolás Tolentino, San Juan Tepenahuac y Mixquic, las familias llegaron con flores y ofrendas, pero no se les permitió entrar.

En el de Dolores, ubicado en la alcaldía Miguel Hidalgo, autoridades locales colocaron vallas metálicas custodiadas por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para impedir el paso. En Sanctorum arribaron personas que desconocían que los panteones estarían cerrados.

Entre ellos Andrea, quien llegó de Naucalpan para tratar de arreglar el lugar donde reposa su hijo; sin embargo, le negaron el acceso y los trabajadores se ofrecieron a llevar las flores hasta la tumba.

En el Español, igual que en otros cementerios, sólo se permitió el acceso a carrozas fúnebres para realizar inhumaciones.

El panteón Francés, en la pandemia, sólo permite el acceso a cinco personas por cortejo fúnebre para enterrar a su difunto. La estancia es de 15 a 30 minutos.

Lo mismo ocurrió en Mixquic, en Tláhuac, y San Juan Tepenahuac, en Milpa Alta, cuya tradición de Día de Muertos es muy arraigada, pero este año las personas no podrán asistir este fin de semana a convivir en las tumbas de sus seres queridos.

En Iztapalapa, la alcaldía con mayor número de habitantes y contagios por Covid-19 de la Ciudad de México, existen 10 panteones, uno de ellos es el de San Nicolás Tolentino donde siguen prohibidas las visitas, únicamente hay entierros y cremaciones.

Después del 5 de noviembre, las autoridades locales analizan si darán citas a las personas para que en grupos visiten a sus familiares, comentó un elemento de seguridad del recinto.