Familiares desconsolados protestan por desaparecidos en México en el Día de las Madres

·2  min de lectura
Familiares de personas desaparecidas participan en una protesta exigiendo verdad y justicia para las víctimas en el Día de la Madre en la Ciudad de México

Por Carolina Pulice

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - Karla Ríos levantó el martes una pancarta con las fotos de su hermana y su sobrina en el monumento a las madres en la capital mexicana, dos entre las miles de personas que han desaparecido en México sin dejar rastro, sumiendo en la angustia a los familiares por la falta de respuestas.

La hermana y la sobrina de Ríos fueron vistas por última vez en 2017, en Torreón.

Cientos de personas como Ríos buscan cada año llamar la atención de las autoridades y protestar por sus familiares desaparecidos el 10 de mayo, el Día de la Madre en México. Esta vez lo hicieron al grito de "nunca dejaremos de buscarte".

Durante décadas, México se ha visto convulsionado por la violencia desenfrenada de grupos criminales, muchas veces vinculados con la policía y funcionarios del Gobierno, lo que abona a las altas tasas de homicidios y secuestros de personas que nunca aparecen.

Desde 1964, unas 100,000 personas han desaparecido en México sin dejar rastro, según datos del Gobierno.

Ana María Salas Ramos, hermana de Ramiro Salas Ramos, estudiante de postgrado de 25 años cuando fue visto por última vez en 1978, lleva décadas esperando un milagro.

Salas dijo a Reuters que continuará la búsqueda iniciada por sus padres, que murieron sin encontrar a su hijo.

"Mi madre no se cambiaba de casa, ni el color la casa, porque tenía la esperanza de que su hijo regresara y no batallara para encontrar su casa", dijo Salas.

Tanto Ríos como Salas Ramos lamentaron el estancamiento de las investigaciones sobre las desapariciones de sus seres queridos.

Otros, expresaron su solidaridad con los dolientes.

Ana García, de 64 años, dijo que ningún miembro de su familia había desaparecido, pero que se unía a la protesta cada año para implorar al Gobierno que hiciera más para dar con los desaparecidos.

"Los desparecidos son nuestros. Aunque no sean mi hijo, mi hermano, todos nuestros desaparecidos son nuestros", añadió.

(Reporte de Carolina Pulice, traducida por Lizbeth Díaz, editada por Adriana Barrera)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.