Familiares de Ana Laura temen que presunto asesino quede en libertad

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., abril 21 (EL UNIVERSAL).- Familiares de Ana Laura Guerrero Albarrán denunciaron que temen que el probable responsable de su feminicidio quede en libertad al cumplir los tres meses de prisión preventiva en el penal de Almoloya de Juárez, pues el Ministerio Público no tiene avances sobre la investigación ni pruebas en su contra.

Su hija Margarita Soto Guerrero informó que Ana sostuvo una relación sentimental con este sujeto, de 35 años de edad, en diciembre del 2019 y un año después, tras varias agresiones, Ana presentó denuncias en su contra por violación, intento de homicidio y violencia física.

De acuerdo con su hija y la mamá de la víctima, en un momento incluso la roció de gasolina e intentó matarla en diversas ocasiones porque ella decidió terminar la relación.

Margarita añadió que si bien su mamá tenía medidas de protección y había patrullas afuera de su domicilio, las patrullas no estaban en vigilancia, porque pudo llevársela sin que nadie interviniera.

Sin embargo, a la fecha, la autoridad ministerial no ha logrado dar con el cuerpo de su mamá, pues el presunto responsable del feminicidio no ha revelado su paradero, además que en el predio donde presuntamente la enterró, "no la encontraron".

María del Carmen Albarrán, mamá de la víctima, dijo que pese a que el presunto feminicida "presumió haberla enterrado en un predio en Ixtlahuaca, que pertenece a su papá, las autoridades no encontraron nada".

En entrevista, durante una manifestación frente al palacio del Poder Judicial, detalló que tras haber aprehendido a este hombre, un juez lo vinculó a tres meses de prisión preventiva, pero tras la diligencia en un predio de su propiedad en la que autoridades ministeriales no encontraron pruebas del delito y es probable que sea liberado.

Añadió que este 22 de abril se cumplen seis meses de la desaparición y feminicidio de Ana, mientras que la única información que obtuvieron las autoridades de la revisión de las cámaras de vigilancia fue que alrededor de las 13:30 de la tarde, el presunto responsable pasó frente a la casa de la víctima y se la llevó.

"Pero ni siquiera siguieron la trayectoria del carro, sólo determinaron que iba con un acompañante y de ahí fueron a la diligencia de Ixtlahuaca".

Denunció que la familia de este sujeto es peligrosa, por lo que temen represalias en su contra, ya que en el municipio incluso les han advertido sobre el nivel de violencia por parte de la familia de esta persona.