Familiares y amigos despiden a Ángel

·2  min de lectura

IRAPUATO, Gto., abril 30 (EL UNIVERSAL).- El estudiante de Agronomía, Ángel Yael Ignacio Rangel, asesinado por un elemento de la Guardia Nacional, fue despedido entre porras, aplausos y exigencias de justicia en el panteón Los Olivos de Irapuato.

Sus familiares y compañeros de la Universidad de Guanajuato asistieron a una misa de cuerpo presente donde corearon su nombre frente al ataúd cubierto con una manta con símbolos de la UG.

Humberto Rangel, tío de Ángel, exigió que no haya impunidad. Dijo que su sobrino no verá la justicia, pero será para los estudiantes de la Universidad de Guanajuato.

"Ahora salir a comprar un refresco, a dar una vuelta es estarse cuidando de la supuesta seguridad que el Presidente de la República formó para cuidarnos y desgraciadamente, miren, en estos momentos cómo nos tienen". Pidió al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo que no baje el dedo del renglón para que llegue la justicia. Dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador también debe saber lo que pasa con la corporación que formó.

"Esperamos que las autoridades apoyen no quitando el dedo del renglón. Así como fue en este caso mi sobrino, ha habido muchos jóvenes que han terminado así, y lamentablemente ahorita como están las cosas, quieren la foto para decir que están brindando el apoyo; posteriormente todo se va a una carpeta, no la encuentran y sanseacabó".

Humberto Rangel señaló que el elemento de la Guardia Nacional fue detenido por sus compañeros de corporación el miércoles cuando mató a Ángel. Dijo que su hermana y su cuñado ya declararon ante el Ministerio Público, y que tienen el apoyo de un grupo de abogados de la UG.

El 27 de abril, cuatro estudiantes de la UG que iban a bordo de una camioneta fueron perseguidos por elementos de la Guardia Nacional que dispararon contra ellos. En el ataque mataron a Ángel Yael y lesionaron a Edith Alejandra.

Protestan en cuartel

En León, estudiantes de la UG se manifestaron afuera de las instalaciones de la Guardia Nacional, sede San Carlos La Roncha, y pidieron justicia para su compañero Ángel Yael.

"¡Ángel no murió, la Guardia lo mató!". "¡Justicia, justicia!", "¡La Guardia no me cuida, la Guardia me asesina!", expresaron este viernes en el segundo día de protestas.

En la puerta pegaron cartulinas con mensajes de indignación, de repudio a la violencia, la GN y la inseguridad.

Los universitarios rindieron un homenaje a Ángel Yael, alumno de la licenciatura de Agronomía de la UG, que fue privado de la vida en una persecución de la Guardia Nacional a una camioneta en la que iban cuatro estudiantes.

Pusieron veladoras y flores en el acceso principal del cuartel de la GN, ubicado a un costado de la carretera León-Silao, frente a la Puerta Milenio, mientras oficiales federales observaban a distancia.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.