Familia de secuestrado paraguayo critica a grupos pro DD.HH. argentinos

·3  min de lectura

Asunción, 20 jul (EFE).- La familia del ganadero Félix Urbieta, secuestrado en 2016 por un grupo armado, criticó este martes la presencia en Paraguay de una organización argentina pro Derechos Humanos para buscar a una menor, hija de lideres de la guerrilla Ejército Paraguayo del Pueblo (EPP), desaparecida en 2020 tras un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Urbieta, del que se desconoce su paradero, fue secuestrado en su casa en el norte del país, por miembros del Ejército del Mariscal López (EML), una escisión del EPP.

Liliana Urbieta, una de sus hijas, se refirió en una rueda de prensa a las organizaciones integradas en la IV Misión Humanitaria en el marco de la campaña internacional para dar con el paradero de la menor tras ese choque entre el EPP y las fuerzas de seguridad, en el que murieron otras dos menores.

Señaló que estos grupos nunca se han preocupado por la situación de su padre, o de los dos secuestrados por el EPP de quienes no se tienen noticias: el suboficial de Policía Edelio Morínigo, secuestrado en 2014, y el exvicepresidente Óscar Denis, secuestrado en septiembre de 2020.

"Nunca se presentaron para mediar y buscar soluciones pacíficas. No les interesa la libertad ni la seguridad ni la vida. Siempre pidieron libertad para Carmen Villalba, para Alcides Oviedo, para los presos políticos", dijo en referencia a esos dos líderes históricos del EPP que se encuentran encarcelados.

"Nunca pidieron libertad para Edelio, ni para Félix ni para Óscar. No pidieron justicia para los asesinados", añadió Urbieta en una conferencia de prensa.

A comienzos de mes, las hijas de Urbieta dieron una rueda de prensa para pedir noticias sobre el paradero de sus captores, aludiendo directamente a Feliciano Bernal, presunto líder del EML.

Liliana Urbieta señaló este martes que, hasta el momento, Bernal no ha respondido a su llamada, aunque "él sabe la forma de comunicarse" con la familia.

"Todo sigue en silencio, no se ha comunicado con nosotros", apuntó, y añadió que no se van a "cansar jamás de pedir noticias" de Urbieta.

DESAPARECIDOS Y ENFRENTAMIENTOS

La menor se encuentra desaparecida desde septiembre de 2020, tras un enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), grupo mixto de policías y militares, y el EPP, en el norte del país.

En el lugar fallecieron abatidas dos niñas, consideradas hijas de los guerrilleros, las cuales contaban con nacionalidad argentina.

Liliana Urbieta manifestó este martes que entiende "el dolor de la familia", pero cuestionó la actuación de las personas que llevaron a las niñas hasta el campamento guerrillero, conscientes del "peligro al que se enfrentaban en ese lugar".

Una semana después del enfrentamiento, se produjo el secuestro del exvicepresidente Óscar Denis, en inmediaciones de su estancia ganadera, en la frontera entre los departamentos de Amambay y Concepción (norte).

El EPP exigió el excarcelamiento de Villalba y Oviedo, una opción descartada por el Gobierno, y pidieron a la familia la entrega de víveres a comunidades indígenas por valor de 2 millones de dólares, que esta dijo haber cumplido.

No obstante, la liberación de Denis no se produjo y la familia sigue reclamando noticias sobre el político retirado.

A finales de junio se produjo el secuestro y asesinato de Jorge Ríos, de 23 años, por parte de la Agrupación Campesina Armada Ejército del Pueblo (ACA-EP), otra escisión del EPP.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.