Madre de niña fallecida por una bala de la Policía de Los Ángeles pide justicia: "Murió en mis brazos"

·5  min de lectura
Juan Pablo Orellana Larenas, padre de Valentina Orellana Peralta, habla durante una conferencia de prensa afuera de la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles el martes 28 de diciembre de 2021. Valentina, de 14 años, murió por una bala perdida disparada por un agente de la policía de Los Ángeles en una tienda de North Hollywood la semana pasada. (AP Foto/Ringo H.W. Chiu)

LOS ÁNGELES (AP) — Una niña de 14 años compraba ropa para Navidad junto a su madre la semana pasada cuando escucharon gritos y se escondieron en un vestidor, donde la joven murió baleada por la policía de Los Ángeles después que un agente le disparó a un sospechoso con su fusil y una de las balas atravesó una pared, informó el martes la familia de la víctima.

Valentina Orellana Peralta murió en los brazos de su madre el pasado jueves en una tienda Burlington en el barrio de North Hollywood, en el Valle de San Fernando. Su familia dijo que a la niña le encantaba andar en monopatín y soñaba con convertirse en ingeniera para construir robots.

Los Angeles, CA - December 28: Mother of Valentina Orellana-Peralta, becomes emotional as she speaks about her daughter during a news conference about his daughter outside of LAPD headquarters in Los Angeles, Tuesday, Dec 28, 2021. Valentina Orellana-Peralta, a 14-year-old girl was inadvertently shot and killed by police responding to reports of a man attacking people at a clothing store in North Hollywood on Dec 23. Orellana-Peralta died in her mothers arms. (Photo by Hans Gutknecht/MediaNews Group/Los Angeles Daily News via Getty Images)
La madre de Valentina Orellana-Peralta durante la conferencia de prensa (Photo by Hans Gutknecht/MediaNews Group/Los Angeles Daily News via Getty Images)

Después de que escucharon gritos en toda la tienda en Nochebuena, la adolescente cerró la puerta del vestidor.

“Nos sentamos en un asiento, abrazadas, rezando, cuando algo impactó a mi hija, Valentina, y nos lanzó al piso”, relató el martes su madre, Soledad Peralta. “Y murió en mis brazos. No pude hacer nada”.

La familia de la adolescente se plantó el martes frente a la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles, junto a una gran foto de Valentina rodeada de flores, para pedir justicia y recordar a su hija. Hablando en español y conteniendo las lágrimas mientras las sirenas sonaban de fondo en la conferencia de prensa en el centro de Los Ángeles, dijeron que habían dejado Chile para alejarse de la violencia y la injusticia y buscar una vida mejor en Estados Unidos.

Difunden video

El lunes, la policía de Los Ángeles publicó en internet un paquete de videos editados que incluía llamadas al 911, transmisiones de radio, imágenes de cámaras corporales y videos de vigilancia del tiroteo del jueves en la tienda Burlington, que estaba repleta de compradores navideños. La política del departamento es publicar los videos de incidentes críticos, como los tiroteos policiales, en un plazo de 45 días.

Los abogados de la familia —entre los que se encuentra el abogado de derechos civiles Ben Crump— han enviado una carta a la policía de Los Ángeles pidiendo más videos. 

El video de vigilancia mostraba al sospechoso atacando a dos mujeres, una de las cuales cayó al suelo antes de que la arrastrara por los pies a través de los pasillos de la tienda mientras ella intentaba escapar.

Varias personas, entre ellas empleados de la tienda, llamaron a la policía para informar que un hombre había golpeado a los clientes con un candado de bicicleta en la tienda. Una de las personas que llamaron dijo al operador del 911 que el hombre tenía un arma. No se recuperó ningún arma de fuego en el lugar de los hechos, sólo el candado de bicicleta.

En un video de una cámara corporal, se ve que los agentes armados entraron en la tienda y se acercaron al sospechoso. Uno de ellos sostenía un arma larga y se puso al frente del grupo mientras los agentes atravesaban la tienda en formación.

Otros agentes decían repetidamente “más despacio” mientras el agente con el rifle avanzaba.

”¡Está sangrando!”, gritó un agente cuando se encontraron con la víctima, que se arrastraba por el suelo manchado de sangre. El sospechoso estaba al otro lado del pasillo. 

”¡Aguanta! Alto!”, gritó otro agente justo antes de que sonaran tres disparos.

LOS ANGELES, CA - DECEMBER 28: Pictures of Valentina Orellana-Peralta are arranged as her father Juan Pablo Orellana Larenas waits for the start of a press conference on Tuesday, Dec. 28, 2021. The 14-year-old girl was  killed by a stray bullet fired by an LAPD officer at a North Hollywood clothing store last week. (Myung J. Chun / Los Angeles Times via Getty Images)
(Myung J. Chun / Los Angeles Times via Getty Images)

El agente que sostenía el rifle disparó, según la policía.

El sospechoso de 24 años, Daniel Elena López, murió en el lugar de los hechos. En el video se pueden escuchar los gritos de Soledad Peralta.

Alcanzada por la bala

“En esta fase preliminar de la investigación, se cree que la víctima fue alcanzada por una de las balas disparadas por un agente contra el sospechoso”, dijo el capitán de la policía Stacy Spell en el video publicado. La policía cree que la bala rebotó en el suelo y atravesó la pared del vestidor.

El Departamento de Justicia de California también está investigando.

“En la policía de Los Ángeles queremos expresar nuestras más sentidas condolencias y nuestro profundo pesar por la pérdida de esta víctima inocente, Valentina Orellana Peralta. No hay palabras que puedan describir el profundo dolor que sentimos por este trágico desenlace”, dijo Spell en el vídeo. 

Soledad Peralta and Juan Pablo Orellana Larenas (R), parents of 14-year old Valentina Orellana-Peralta, who was killed by a stray police bullet last week while shopping at a clothing store, attend at a press conference outside Los Angeles Police Department headquarters in Los Angeles, California, December 28, 2021. (Photo by Robyn Beck / AFP) (Photo by ROBYN BECK/AFP via Getty Images)
Soledad Peralta y Juan Pablo Orellana Larenas, padres de la niña Valentina Orellana (Photo by Robyn Beck / AFP) (Photo by ROBYN BECK/AFP via Getty Images)

Los agentes de la policía de Los Ángeles han disparado contra 38 personas en 2021, 18 de ellas mortalmente, incluido un hombre con un cuchillo que fue baleado el domingo, según Los Angeles Times. Esas cifras reflejan un aumento en los casos en que los oficiales dispararon o mataron a personas en cualquiera de los dos últimos años.

Un regalo que no pudieron dar

Los dolientes dejaron flores y una veladora afuera de la tienda en Navidad en memoria de Valentina. Su familia dijo que sacaba buenas notas en la escuela, a pesar de que el inglés era su segunda lengua y de que sólo llevaba unos seis meses en Estados Unidos. 

Su padre, Juan Pablo Orellana Larenas, ya había comprado los boletos de avión para viajar a Estados Unidos cuando se enteró de la muerte de su hija. Tenían planeado ir a un juego de la NBA — Valentina era admiradora de LeBron James — y ver un concierto de su grupo favorito.

Orellana Larenas, sostenía un monopatín nuevo, todavía en su envoltorio de plástico, que su hija había pedido por internet pero que fue entregado después de que murió.

Su familia planea dejar el monopatín en su tumba, “para que pueda patinar con los ángeles”, dijo su padre.

___

Lee reportó desde Santa Fe, Nuevo México.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Atrapa a ladrón y lo golpea con un machete, ahora lo investigan por “exceso en legítima defensa”

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.