La Familia Real Holandesa da el último adiós a la princesa Cristina

La Familia Real de Holanda ha atravesado este jueves uno de sus momentos más difíciles ya que han tenido que dar el último adiós a una persona muy querida por todos ellos, la princesa Cristina, fallecida el pasado 16 de agosto a causa de un cáncer de huesos que padecía desde hace dos años. Para esta despedida, los Orange han cumplido con todo lo que dejó marcado. De este modo, el funeral se han celebrado en la estricta intimidad, solo han estado presentes los más allegados: sus tres hijos, Bernardo, Juliana y Nicolás, las princesas Beatriz, Irene y Margarita o los reyes Guillermo y Máxima, quienes estaban visiblemente afectados.

VER GALERÍA

reyes-holanda3-cp

VER GALERÍA

reyes-holanda2-cp

Tras una semana de velatorio, los restos mortales de la princesa han sido trasladados desde el edificio Koepel van Fagel, donde todo estaba adornado con sus flores favoritas, los girasoles, hasta una pequeña estancia encima del edificio de las Cocheras Reales, lejos pues del Palacio principal de Noordeinde, en La Haya, un discreto escenario en el que ninguno de los presentes ha vestido de luto, una directriz que marcó la propia Cristina antes de su fallecimiento. Fieles a esta voluntad, las mujeres han lucido coloridos looks y los hombres han optado por corbatas claras. Además, todos llevaban una flor a modo de broche.

VER GALERÍA

reyes-holanda-cp

Está previsto que la tía del rey Guillermo sea incinerada esta tarde, algo que marca un importante hito ya que es la primera princesa que no es enterrada . Durante la cremación, varios galardonados en el certamen de música que lleva su nombre tocarán piezas musicales elegidas por la propia princesa, quien estudió canto en el conservatorio de Montreal e incluso grabó un disco llamado The Me Nobody Knows. Además, trabajó en Holanda para varias fundaciones dedicadas a la musicoterapia.  Las cenizas serán entregadas a sus hijos, que las esparcirán en algún lugar de Holanda que han preferido no desvelar

A pesar de que esta es la despedida oficial de la hermana de la princesa Beatriz de Hoalanda, se espera que a lo largo de las próximas semanas se celebre una segunda ceremonia a la que acudan algunos de sus amigos. Esta vez el escenario será Porto Ercole, la localidad italiana en la que la Princesa descansaba habitualmente. Se prevé que este acto tendrá un carácter jovial, por deseo de Cristina, que siempre destacó por su discreción y su alegría. “Llevar una vida normal es lo que me gusta y lo que siempre he querido”, confesó en una de las escasas entrevistas concedidas en los últimos años, que transcurrieron para ella en Nueva York, donde se instaló tras separarse del cubano Jorge Guillermo con la finalidad de estra cerca de sus hijos.

VER GALERÍA

prinses-christina