La familia Ojeda creyó en la inocencia de Eduardo

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 11 (EL UNIVERSAL).- "Nuestra familia, en todo momento, tuvo la convicción de la inocencia de Eduardo", señaló a través de un comunicado la familia Ojeda al referirse a la liberación de Eduardo, quien había sido vinculado a proceso por la acusación de presunta violación en contra de la actriz Daniela Berriel.

Desde el 8 de marzo, Eduardo había sido detenido y puesto a disposición del juez de Control de Enjuiciamiento Penal adscrito al Distrito Judicial de Tabares, con motivo de la denuncia presentada por Daniela Berriel, quien lo acusó de haber abusado de ella durante una fiesta en Acapulco, a la que asistió por invitación de su expareja, el actor Gonzalo Peña.

El viernes por la noche, el juez decidió liberar a Eduardo, lo que fue calificado por Berriel como un acto irregular y de posible corruptela.

Pero la familia Ojeda afirmó que el procedimiento fue apegado a la ley.

"El 9 de abril, con presencia de todas las partes interesadas, se celebró la audiencia, en la que el juez determinó que ante la nueva evidencia concluyente de la inocencia de nuestro hijo Eduardo lo procedente era ponerlo en inmediata libertad".

En el comunicado se detalla que la prueba que llevó a la liberación de Eduardo fue la de genética.

"Con posterioridad al Auto de Vinculación a Proceso, se practicó por las autoridades la prueba de ADN de las muestras obtenidas de la denunciante al inicio de la investigación, con el ADN de Eduardo, determinándose que no existía coincidencia y por tanto que no tuvo contacto sexual con ella como se afirmó en la denuncia".

Berriel y sus abogados, sin embargo, aseguran que esa prueba fue alterada.