La familia y nietos de Nancy Pelosi están ‘destrozados y traumatizados’ por el ataque contra Paul Pelosi

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, ha explicado este domingo que su familia, y en particular sus nietos, están “destrozados y traumatizados” por el ataque con tintes políticos del viernes en el que su marido, Paul Pelosi, fue agredido con un martillo en su propia casa.

“Tristemente un hombre violento irrumpió en nuestro hogar en la mañana de ayer (por el viernes), exigió verme y atacó a mi marido Paul con brutalidad”, ha afirmado Pelosi en un comunicado recogido por la raidio pública estadounidense NPR.

“Nuestros hijos, nuestros nietos y yo estamos destrozaos y traumatizados por este ataque contra la vida de nuestro ‘Pop’. Gracias a la rápida respuesta de las fuerzas de seguridad y de los servicios de emergencia y por la asistencia médica que está recibiendo y que le está salvando la vida”, ha añadido Pelosi.

Paul Pelosi, de 82 años, fue agredido en su propia casa con un martillo por un individuo alineado políticamente con el expresidente Doland Trump que quería ver a Nancy Pelosi, blanco habitual de la ira de la ultraderecha estadounidense.

Pelosi ha sido sometido a quirófano por la fractura de cráneo y las heridas en su brazo derecho y sus manos. El personal médico que lo atiende espera que se recupere totalmente. Pelosi ha pedido oraciones por su marido y ha asgurado que “continúa mejorando”.

El sospechoso ha sido identificado como David DePape, de 42 años, quien también se encuentra hospitalizado con heridas leves, pero se espera que sea imputado por intento de asesinato, agresión con un arma mortal, abuso a una persona mayor, lesiones, asalto y otros delitos ante un tribunal de San Francisco.

Trump comparte foto del ‘colapso desquiciado’ de Pelosi y ella supo sacarle provecho