La familia del exvicepresidente paraguayo secuestrado pide una prueba de vida al EPP

·2  min de lectura

Asunción, 27 jun (EFE).- Los familiares del exvicepresidente paraguayo Óscar Denis, secuestrado desde septiembre de 2020 por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pidieron este domingo una prueba de vida suya a cambio de publicar una nota remitida por sus captores.

Las hijas de Denis anunciaron este domingo, en una conferencia de prensa, que el pasado 4 de junio recibieron una nota del EPP, como certificaron los investigadores.

"Queremos decirle a ustedes, integrantes del grupo autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo, que tienen secuestrado a papá, que cumpliremos la condición de hacer pública dicha nota cuando recibamos información referente a nuestro padre, así como una prueba de vida", dijo la portavoz de la familia, Beatriz Denis, a los medios.

Las hijas del secuestrado también manifestaron su "disposición a dialogar sobre las acciones necesarias" para que el exvicepresidente, de 75 años, recupere la libertad.

Denis fue secuestrado el pasado 9 de septiembre, en su estancia "La Tranquerita", entre los departamentos de Concepción y Amambay (norte), zona de influencia del EPP.

Además del exvicepresidente, que fue llevado a la fuerza, también secuestraron a un trabajador de la finca que viajaba en el coche en el momento del secuestro, aunque fue liberado unos días después.

La familia de Denis afirmó haber cumplido la exigencia del EPP para liberar a su padre: el reparto entre comunidades campesinas de alimentos por valor de dos millones de dólares.

La otra exigencia iba dirigida al Gobierno: la excarcelación de dos presos históricos de la guerrilla, que el Ejecutivo descartó como inviable.

Denis fue vicepresidente del gabinete del presidente Federico Franco (del Partido Liberal), entre 2012 y 2013, además de gobernador de Concepción, y tras dejar la política se dedicó a su empresa ganadera.

El secuestro se produjo pocos días después de un criticado operativo de las fuerzas especiales destinadas al combate al EPP, en el que murieron dos niñas, supuesta hijas de algunos líderes guerrilleros.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.