La familia del exvicepresidente paraguayo secuestrado pide la mediación de la Cruz Roja

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 17 dic (EFE).- La familia del exvicepresidente Óscar Denis, secuestrado a comienzos de septiembre por el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), solicitó este jueves al Gobierno que autorice a la Cruz Roja a iniciar las labores de intermediación para conseguir su liberación.

La hija del secuestrado y portavoz de la familia, Beatriz Denis, leyó este jueves, desde Concepción (norte), una carta abierta al presidente del país, Mario Abdo Benítez, en la que también le exigió que el Estado "dé respuestas" tras 100 días sin noticias de Óscar Denis.

"Son 100 días sin resultado alguno en las operaciones que el Estado paraguayo ha realizado y sin respuestas a estos requerimientos", expresó.

Denis reconoció que esta falta de información aumenta la "incertidumbre y la angustia" de la familia, que está decidida a seguir buscando al exvicepresidente "hasta obtener su retorno o alguna información sobre su situación".

Su esperanza ahora está en la Cruz Roja, que se ha ofrecido a mediar con los captores para lograr la liberación Denis y de los otros dos paraguayos capturados por el EPP, el policía Edelio Morínigo, secuestrado en 2014, y el ganadero Félix Urbieta, en 2016.

"Están dispuestos a cooperar, a realizar ese trabajo, pero necesitan esa solicitud del Gobierno para que puedan realizar ese trabajo, de intermediación, de hacer el contacto", explicó la portavoz a los medios.

En su carta abierta al presidente, la familia Denis se mostró crítica con la actuación del Ejecutivo, al que acusó de que tolerar "que un grupo imponga la falta de garantías de libertad" en el país.

También exigieron a Abdo Benítez que movilice "los recursos humanos y capacidades con que cuenta el Estado paraguayo para que vuelvan los tres (Denis, Morínigo y Urbieta)".

Beatriz Denis reconoció que siguen en contacto, a través de llamadas y mensajes, con el presidente del país, al que le pidió que no deje que la búsqueda se enfríe con el pasar de los días.

Por su parte, el Ministerio del Interior habilitó una línea telefónica para que la ciudadanía haga llegar información de utilidad sobre el paradero de los tres hombres, con una recompensa de 1.000 millones de guaraníes (unos 144.000 dólares).

Óscar Denis, exvicepresidente paraguayo, fue secuestrado por el EPP el pasado 9 de septiembre en su estancia "La Tranquerita", ubicada en la frontera entre los departamentos de Amambay y Concepción (norte).

Junto a Denis, los captores del EPP también se llevaron a un trabajador indígena de su estancia que se encontraba con él en el momento del secuestro, aunque este fue liberado pocos días después.

El EPP hizo públicas una serie de exigencias para liberar a Denis, que incluían la excarcelación de dos de sus miembros, algo en lo que el Gobierno no cedió, y el reparto de víveres por parte de la familia entre distintas comunidades indígenas.

Los familiares cumplieron con los plazos impuestos, pero el EPP no dejó en libertad a Denis, de 74 años y con problemas de salud.

La familia Denis esperaba obtener algún dato nuevo del secuestro tras el operativo entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el EPP, ocurrido el pasado 21 de noviembre, en el que fueron abatidos tres miembros del grupo criminal.

Sin embargo, y a pesar de las incautaciones de material, los Denis no recibieron ninguna novedad sobre el paradero y el estado de su padre.

(c) Agencia EFE