Familia de exministra mexicana presa por corrupción inicia resistencia civil

·2  min de lectura

Ciudad de México, 15 nov (EFE).- Familiares de Rosario Robles, secretaria de Desarrollo durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), en prisión preventiva desde hace más de dos años acusada de corrupción, anunciaron este lunes el inicio de una resistencia civil para pedir la inmediata liberación de la ex funcionaria.

En conferencia de prensa, Francisco Robles y Mariana Moguel Robles, hermano e hija de la política, señalaron que entre las actividades que tienen programadas están concentraciones en la emblemática avenida del Paseo de la Reforma, en Ciudad de México, una vez a la semana, además de una movilización de 36 horas en el Zócalo capitalino a finales de noviembre y un ayuno de 10 días.

Dijeron que lo que buscan con estas movilizaciones es la liberación inmediata de la ex funcionaria pues, acusaron, se trata de un caso político y no legal.

"No es solo por Rosario, tiene que ver con las miles de mujeres y hombres que no solo se encuentran de manera injusta en los centros penitenciarios, sino que se les fabrican pruebas", denunció Mariana Moguel.

Y afirmó que recurrirán a todo lo que sea necesario, "tanto legalmente como alzando nuestra voz, para que mi madre tenga el derecho, como tiene por derecho, llevar su proceso en libertad".

Asimismo, dijo que su madre es víctima de una injusticia y una venganza política, y aseguró que el movimiento civil lleva más de un año, en donde la familia de Robles ha denunciado las violaciones sistemáticas de las que la detenida ha sido víctima.

Aseguró además que, a diferencia del ex director de Pemex, Emilio Lozoya, quien se encuentra preso luego de que la Fiscalía mexicana rompió el acuerdo por el cual el exfuncionario incriminó al expresidente Peña Nieto y a medio centenar de políticos, su madre no señalará a nadie para probar su inocencia.

"A mí no me importa el caso de otras personas como el de (Emilio) Lozoya, pero hay que señalar que muchas veces han dicho que no ha querido hablar, claro que no porque mi madre no es un circo y no se va a prestar a pisar a nadie para obtener beneficios", aseguró.

Robles fue secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (2015-2018) y de Desarrollo Social (2012-2018) y está acusada de permitir el desvío público de más de 5.000 millones de pesos (242,58 millones de dólares) a través de universidades y empresas fantasma en el caso conocido como la Estafa Maestra.

En octubre pasado, un juez rechazó liberarla del penal de mujeres de Santa Martha, en Ciudad de México, donde lleva encarcelada desde agosto de 2019 a la espera de juicio por riesgo de fuga.

En diversas entrevistas, la exfuncionaria ha expresado que se considera una perseguida del actual Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y ha denunciado que contra ella "se ha descargado todo el poder de un Estado".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.